Cancún, QR. Fibra Uno (Funo), el primer fideicomiso de inversión en bienes raíces en México, anunció el arranque de su proyecto Nadie lucha solo, el cual consiste en la entrega de un donativo de más de 3 millones de pesos a Fundación Aitana, con el objetivo de ampliar las instalaciones de su albergue localizado en Cancún, donde niños y jóvenes con cáncer reciben distintos beneficios como atención psicológica, gastos para su estancia, clases de inglés, actividades deportivas y culturales, entre otros.

La iniciativa emprendida por La Isla II Cancún, inmueble perteneciente al portafolio de Funo, buscará impactar a 400 personas en el sureste del país.

Funo te ayuda a ayudar recibió un total de 77 proyectos tras una convocatoria a nivel nacional en el 2019. De ellos, se seleccionaron tres para ser apoyados por la empresa, de la mano de una ONG, fundación o asociación civil. Los otros dos proyectos ganadores que beneficiarán a cerca de 5,000 personas se ubican en Acapulco, Guerrero.

“Participar activamente en las comunidades en las que operamos e impactar de forma positiva a los sectores más vulnerables de la población, son dos pilares de nuestra estrategia de sostenibilidad. Buscamos generar valor en las comunidades donde tenemos presencia, así como sensibilizar a nuestros colaboradores e inquilinos sobre la importancia de contribuir con grandes causas como mejorar la calidad de vida y bienestar de estos pequeños pacientes y sus familias”, indicó Ana Karen Mora, gerente de Sostenibilidad de Funo.

Los recursos destinados a Fundación Aitana, que proporciona bienestar a niños y jóvenes con cáncer que temporalmente visitan ciudades como Cancún para recibir tratamiento clínico, se emplearán para maximizar los espacios educativos y recreativos del albergue.

“Desde el 2011 la fundación trabaja por mejorar la calidad de vida de los niños con cáncer con una visión integral. Brindan el mejor apoyo posible para su integración social y familiar hasta la culminación de su tratamiento a través de recursos económicos, orientación y apoyos psicológicos”, comentó Santiago López-Bago, gerente de La Isla Cancún II.

Las nuevas instalaciones, cuya construcción arrancará en las siguientes semanas y consistirán en un aula con capacidad para 28 alumnos, en donde se impartirán clases de inglés, computación y regularizaciones. Además, se edificará un tercer piso, una cancha de bajo techo y un escenario para actividades deportivas y culturales. Estos nuevos espacios serán equipados con paneles solares para facilitar su iluminación de una manera sustentable.

[email protected]