Francia se ceñirá a sus metas de reducción de déficit fiscal, aún cuando el crecimiento económico no cumpla con la proyección de 2.5% en el 2011, dijo el ministro de Presupuesto galo, Francois Baroin.

"Es una meta fija y vamos a hacer todo lo posible para cumplirla", dijo Baroin al periódico económico Les Echos en una entrevista previa al debate del presupuesto 2011 en la Cámara baja del Parlamento el martes.

El Gobierno se ha comprometido a reducir el déficit público a 6% del Producto Interno Bruto para fines del 2011, desde 8% que se estima para fines del 2010, y alcanzar la meta de la Unión Europea de 3% para el 2013.

El país logrará esta meta mediante una mezcla de crecimiento económico y recortes de gastos, dijo la ministra de Economía, Christine Lagarde, a comienzos de la semana.

Baroin afirmó que el objetivo es reducir el déficit en 40,000 millones de euros (53,700 millones de dólares) en total para fines del 2011, 11,000 millones de los cuales provendrán de una recuperación en los ingresos tributarios, 15,000 millones del fin de las medidas de estímulos y 14,000 millones de recortes de gastos.

El ministro dijo que estas reducciones de gastos incluirían cambios a las garantías para vivienda otorgadas a los estudiantes, mientras que el número de empleos subsidiados por el Gobierno caería a 340,000 el próximo año, desde los 400,000 actuales.

El nivel de subsidios para los empleos restantes se reducirá a 80% el próximo año desde 90%, afirmó.

Baroin comentó que la medida más importante a largo plazo para reducir el déficit era la reforma al sistema de pensiones, un asunto políticamente sensible que ya ha generado huelgas a nivel nacional.

El Gobierno debe aprobar la próxima semana un borrador de la reforma, que eleva la edad de retiro a 62 desde 60 años, aumenta el número de años de contribución al fondo para una jubilación completa y eleva los aportes de los empleados públicos. El proyecto iría al Parlamento en septiembre.

RDS