La economía de Francia debería poder crecer al menos un 1.0% el próximo año si el Gobierno sigue adelante con los planes de reducción de déficit y reformas, dijo el gobernador del Banco de Francia Christian Noyer.

" Estamos en una severa desaceleración económica en Europa", dijo Noyer a la radio Europe 1, agregando que el presidente Francois Hollande debe seguir la reducción del déficit presupuestario para asegurar que los costos de endeudamiento se mantengan bajos.

"Considero que un 1.0% de crecimiento debería ser alcanzable (en el 2013), al menos el 1.0%", sostuvo.

"Lo que el Gobierno puede hacer es poner en práctica una reforma del costo del trabajo y aliviar la carga sobre los salarios para financiar el bienestar social", dijo Noyer.

Noyer, miembro del consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE), también exhortó a los gobiernos de la zona euro a seguir adelante rápidamente con la implementación de nuevas normas y medidas fiscales encaminadas a una supervisión bancaria común.

RDS