El ministro francés de Economía, Bruno Le Maire, dijo que no hay ningún proyecto de acuerdo comercial entre la Unión Europea (UE) y Estados Unidos (EU), y que Francia ha fijado como criterio no aceptar la firma con un país que no se haya comprometido con los Acuerdos de París sobre el cambio climático.

Le Maire respondió así a las advertencias en Davos de Donald Trump, que amenazó con sanciones arancelarias a la UE si no hay un acuerdo comercial rápidamente.

Además, recuerda que el presidente francés, Emmanuel Macron, “ha fijado un marco” que excluye todo compromiso con un país que no se integre en los Acuerdos de París. Una alusión directa a la salida de Estados Unidos con la llegada a la presidencia de Trump de ese pacto internacional que pretende limitar el calentamiento global. El ministro de Economía ha recordado que Francia defiende su “concepción de agricultura” en cualquier negociación comercial.

Tras su encuentro en Davos, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, se mostró confiada en conseguir “en unas semanas” un acuerdo con Estados Unidos que ambas partes podrían firmar.

Bruselas había logrado en la primavera del 2019 un mandato de los países de la UE para abrir una negociación comercial con Estados Unidos, pero limitada a los productos industriales. Las conversaciones, sin embargo, no llegaron a abrirse en la práctica, entre otras cosas porque Washington se niega a que estén excluidos los productos agrícolas.

Le Maire quita hierro a las amenazas de sanciones de Trump por los impuestos a los gigantes digitales que se han puesto en marcha o se van a aplicar en diferentes países europeos, ya que “una guerra comercial no interesa a nadie”: ni a Estados Unidos ni a Europa.

Es más, asegura que Francia se ha dado “unos meses” para que pueda desarrollarse una negociación en el ámbito de la OCDE para cerrar un compromiso internacional sobre un paquete que incluya la imposición mínima a las empresas y los gravámenes a las empresas digitales que eviten la deslocalización de sus beneficios a jurisdicciones donde apenas pagan impuestos.