Wolfgang SchÄuble, ministro alemán de Finanzas, dejó claro su desacuerdo con su homólogo griego Yanis Varoufakis, quien puso fin a su gira europea sin ningún resultado para aclarar el horizonte de una Grecia al borde del precipicio.

Todavía no estamos realmente de acuerdo en lo que tenemos que hacer ahora , reconoció Schäuble al término de una reunión con su homólogo griego, pero estamos de acuerdo en que no estamos de acuerdo , dijo el funcionario alemán. Pero Varoufakis lo corrigió: En mi opinión, ni siquiera nos pusimos de acuerdo sobre el hecho de no estar de acuerdo .

Antes de Berlín, Varoufakis había visitado Fráncfort, Roma, París y Londres mientras el primer ministro fue a Roma, Bruselas y también la capital francesa con el objetivo de convencer a los socios europeos de renegociar los 300,000 millones de euros de la deuda griega (175% del Producto Interno Bruto) y poner fin a la austeridad en Grecia que socava el crecimiento.

Al final de esta cruzada, el balance no es muy prometedor. Una quita de la deuda griega no está en discusión , recordó Schäuble en una conferencia conjunta con su homólogo griego.

Por su parte, Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, no dijo ni media palabra al término de su encuentro con Tsipras el miércoles, y François Hollande, presidente francés, insistió mucho en la solidaridad y en el respeto de los compromisos adquiridos .

El Fondo Monetario Internacional, importante acreedor del país, también ha dejado claro que no hay ninguna discusión con Atenas.

Hasta 60,000 millones euros para bancos griegos

El BCE está dispuesto a conceder hasta 60,000 millones de euros en créditos de emergencia a los bancos griegos, informó una fuente cercana a los bancos centrales.

Esta cantidad confirma la información del diario alemán Die Welt. El BCE decidió cerrar el canal de financiamiento de los bancos griegos mediante garantías de dudosa calidad para sus operaciones regulares de refinanciamiento.

Pero el consejo de gobernadores reunido el miércoles mantuvo el procedimiento que permite a los bancos helenos obtener liquidez de emergencia ante el banco central griego.