La mayoría de los miembros de la Junta de Gobierno de Banco de México estiman que “los inversionistas extranjeros han reducido su tenencia de valores gubernamentales en más de 250,000 millones de pesos”. Esto es unos 10,121 millones de dólares a un tipo de cambio de 24.70 pesos como el que estaba en el mercado interbancario al cierre de marzo.

Uno de ellos indicó que “esto ha respondido al entorno global y a factores idiosincráticos” mientras otro puntualizó que las salidas de capitales continuaron desde la última decisión (monetaria del 21 de abril) “aunque a un ritmo menor.”

La liquidación de títulos del gobierno en poder de extranjeros que se presentó entre febrero y marzo de este año, ante la incertidumbre por la pandemia del Covid -19, triplicó la observada en mayo del 2012 de acuerdo con cifras del Banco de México.

Estadísticas del banco central muestran que en el lapso de febrero a marzo, los inversionistas no residentes liquidaron valores gubernamentales por 27,454 millones de dólares, que concuerda con la definición vertida en la minuta de la reunión monetaria del 14 de mayo donde aseguran que se trata de “una disminución histórica en la tenencia de valores gubernamentales”.

Tras este ajuste de portafolio, propiciado por la incertidumbre mundial en el contexto de la pandemia por el Covid-19,  los inversionistas extranjeros conservaron valores gubernamentales por 91,028 millones de dólares.

Esta cifra concuerda con la descrita en la minuta correspondiente a la Reunión monetaria del 14 de mayo, donde Banco de México decidió llevar la tasa a 5.50 por ciento.

“Otro (de los integrantes de la Junta de Gobierno) destacó que el acervo de inversión extranjera en bonos gubernamentales aún representa cerca de 90,000 millones de dólares”.

Un monto que está debajo de los 118,482 millones de dólares registrados al cierre de febrero en las estadísticas de la balanza de pagos de Banco de México y que está más lejos aún de los 124,209 millones que quedaron inscritos en poder de extranjeros a finales de enero de este año.

Notas de Pemex y soberano podrían estar detrás

Desde Nueva York, el Jefe de Research para América Latina de Barclays, Marco Oviedo, explica que la volatilidad y aversión al riesgo ha sido generalizada desde que se declaró la pandemia del Covid-19, y que ha afectado a soberanos y corporativos de economías avanzadas como Estados Unidos y emergentes como México.

Pero tal como lo hizo un miembro de la Junta de Gobierno, según lo referido en la minuta, se puede identificar que el periodo de salidas de capital, que estima asciende a 12,000 millones de dólares en valores del gobierno, también se cruza con la degradación que hizo Moody´s a Pemex, cuando le retiró el segundo grado de inversión, y cuando recortó un escalón la nota soberana de México.

Advirtió, sin embargo, que es temprano aún para saber si la liquidación de activos gubernamentales fue mayor por las degradaciones crediticias o por el periodo de aversión al riesgo mundial.

Sin embargo, acota que el desk de Barclays ha reportado un retorno de inversionistas extranjeros al mercado mexicano. Pero solicitó esperar al cierre de junio, o quizá hasta diciembre, para tener un panorama más amplio que permita identificar si parte de estas liquidaciones se explican por factores idiosincráticos o respondieron a la incertidumbre mundial.

Turbulencia emergente, antecedente del 2012

Al hacer una revisión sobre los activos en poder de extranjeros reportados en las estadísticas de Banco de México, se puede ver que el monto reportado al cierre de marzo y retomado por el miembro de la Junta de Gobierno, es el más bajo de tenencia en poder de no residentes desde mayo del 2012.

Según los datos de Banxico, en el transcurso de abril a mayo del 2012, los inversionistas deshicieron posiciones en títulos gubernamentales en 8,900 millones de dólares, en un episodio de aversión al riesgo emergente, propiciada por los desequilibrios de la deuda en países de la Unión Europea, como Grecia.

En aquel momento, hace ocho años, los valores gubernamentales en poder de extranjeros ascendían a 91,602 millones de dólares.

Esto significa que el periodo actual de estrés por la emergencia sanitaria, superó la aversión del 2012.

Pero si miramos más atrás, durante la Gran Recesión y el periodo que las autoridades llamaron el “Mercado Congelado”, esto entre enero y febrero del 2009, resulta que la tenencia de valores gubernamentales en manos no residentes llegó al nivel más bajo de los últimos 11 años, al ascender a 18,082 millones de dólares.

[email protected]