Los fondos de capital de mercados emergentes retiraron 500 millones de dólares de Corea, México, Tailandia y China, durante abril, impulsados principalmente por rembolsos o por el regreso de dinero a sus carteras de origen, según estimaciones preliminares del Instituto Internacional de Finanzas (IIF).

Las salidas del mercado de fondos de capital sumaron unos 500 millones de dólares en abril. Los fondos se están deshaciendo de posiciones principalmente en Corea, México, Tailandia y China , advierte.

Al interior del reporte mensual Tendencias en la distribución de carteras hacia mercados emergentes , refiere que incluso en el mercado de dinero, Corea, México, Tailandia y China han registrado las mayores salidas, que comenzaron a finales de marzo .

El instituto indica que a nivel general, los mercados emergentes están registrando entradas netas de capitales.

Sin embargo, en un comentario especial complementario del mismo equipo de investigadores del IIF, se explica que los inversionistas han mantenido con subvaluaciones sus posiciones en China, México, Corea y Tailandia.

En el reporte, titulado Las preocupaciones se incrementan de nuevo , se afirma que es por el desánimo que les generan la alta correlación entre el precio del petróleo y las finanzas públicas, las opiniones de las agencias calificadoras sobre los emisores soberanos y la incertidumbre sobre la tendencia del mercado de bonos en China .

Opiniones que pesan

No aluden directamente a la situación de México. Sin embargo, el análisis coincide con el periodo en que la agencia calificadora Moody’s cambió de Estable a Negativa su perspectiva para la deuda soberana de México.

Esto ante la debilidad de la economía doméstica, el efecto de un menor precio del petróleo en Petróleos Mexicanos (Pemex) y en las finanzas públicas.

La calificación de México en Moody’s es A3 , con perspectiva Negativa. Esto significa que es mucho más robusta la situación financiera del emisor, pero que existe 30% de riesgo de que se le recorte la nota.

Y sí generó reacciones

De acuerdo con el analista de riesgo para América Latina, Jaime Reusche, la opinión de Moody’s sobre México es un dato más que tiene el mercado para considerar, que puede o no ser utilizado a la hora de decidir en dónde invertir.

Pero nuestro rol es añadirle transparencia, de tal modo que tengan información disponible para tomar decisiones de inversión o no. En este caso, muchos inversionistas ya miraban desde antes el riesgo de la situación del petróleo en Pemex y observaban con inquietud las acciones que llevaría a cabo el gobierno para apoyarla .

Según sus cuentas preliminares, basadas en encuestas a los principales gestores de fondos de inversión que forman parte del IIF, estas salidas podrían profundizarse en las citadas economías emergentes, si continúa acentuándose la volatilidad.

Y en el caso de los productores y exportadores de petróleo , si el mercado continúa bajo tensión.

Al respecto, el analista de Moody’s dice que el cambio de perspectiva en la nota de México puso un poco de presión a las autoridades para que tomen medidas con el fin solventar la situación y considera que sí han dado una respuesta apropiada.

ymorales@eleconomista.com.mx