El rescate financiero de la zona euro por 750,000 millones de euros solamente compró tiempo para recobrar la sanidad fiscal de las economías del bloque, coincidieron el economista en jefe del Banco Central Europeo (BCE), Jürgen Stark, y la canciller alemana, Angela Merkel.

Por separado, ambos reconocieron que durante la semana pasada, los mercados financieros especularon sobre la fortaleza del euro y aunque el anuncio de este millonario fondo sirvió para detener momentáneamente los ataques en contra de la divisa, los cambios fundamentales son necesarios para que cesen por completo.

Los mercados sólo se calmarán si los 16 países de la zona del euro modifican sus economías y reducen su déficit , dijo el funcionario del BCE al periódico Frankfurter Allgemeine Sonntagszeitung.

En este sentido, Merkel resaltó durante el congreso de la Federación Alemana de Sindicatos, en Berlín, que si bien, uno de los objetivos de dicho fondo de emergencia es prevenir el esparcimiento de la crisis griega sobre el resto de las economías, se deben eliminar las diferencias en competitividad y los déficit presupuestarios de cada miembro del eurogrupo.

Si simplemente ignoramos este problema, no seremos capaces de calmar la situación , advirtió.

Necesaria, mayor regulación

Jürgen Stark llamó a los líderes de la Unión Europea a usar el poco tiempo que tienen para implementar reglas que impulsen la estabilidad y el crecimiento.

Destacó la falta de sanciones automáticas contra los países que no cumplan las reglas de endeudamiento estipuladas en la Unión Europea, que es de hasta 40% del Producto Interno Bruto (PIB) de cada Estado miembro.

Asimismo, Angela Merkel afirmó que la especulación en contra del euro fue y es posible sólo porque hay diferencias considerables en la fortaleza económica y los respectivos niveles de endeudamiento entre los países del colectivo europeo, por lo que llamó a implementar una mayor regulación.

Mercados ya no funcionan

En una entrevista para el semanario alemán Der Spiegel, el presidente del BCE, Jean Claude Trichet, ligó la reciente crisis de la deuda de la eurozona con el colapso en el 2008 del banco Lehman Brothers, y aseveró: Los mercados ya no funcionan .

Asimismo, afirmó que la economía de Europa atraviesa por su peor crisis desde la Segunda Guerra Mundial e incluso desde la Primera, del año 1914.