La agencia Fitch Ratings ratificó el miércoles la calificación de largo plazo para la deuda en moneda extranjera de China (IDR) en "A+" con una perspectiva "estable" y la de moneda local en "AA-" con un panorama "negativo".

La nota de corto plazo es "F1" y el techo para el país es "A+".

"Fitch espera que más deuda migre hacia la hoja de balance soberana de China mientras la economía funciona en medio de las secuelas del auge del crédito del 2009-2011, principalmente impactando la calificación de moneda local, que se mantiene en panorama negativo", dijo Andrew Colquhoun, jefe de calificaciones soberanas del Asia-Pacífico de Fitch.

"Las calificaciones equilibran las sólidas finanzas soberanas controladas estrechamente con los compromisos contingentes más amplios y las debilidades estructurales, como los problemas no resueltos en el sistema bancario", agregó.