La economía mundial se contraerá 1.9% en el 2020, refirió el jueves la firma de calificación Fitch Ratings, que modificó su escenario base para estimar una profunda recesión global este año, en medio de la paralización de la actividad y la cuarentena ordenada por la pandemia del coronavirus.

La agencia indicó que la recuperación de China tras las alteraciones de producción económica en el primer trimestre se verá obstruida por la recesión global.

Fitch agregó que espera que en la Unión Europea y Estados Unidos, la cuarentena genere una contracción del Producto interno bruto (PIB) de 7 a 8% y de 28 a 30% anual tan sólo en el segundo trimestre de este año.

En su reporte del jueves, la agencia añadió que el PIB de Estados Unidos se contraería 3.3% en el 2020, mientras que la economía de la zona euro y de Gran Bretaña retrocederían 4.2 y 3.9%, respectivamente.

Por su parte, la gestora de fondos de inversión, Pimco, advirtió que “será una recuperación gradual con el riesgo de que sea desigual con importantes retrasos y daños permanentes”.

Se trata de la primera de la historia provocada por decreto gubernamental y puede ser la más profunda y la más corta de la era moderna”, ha señalado la firma estadounidense.

En su escenario central, Pimco anticipa que la expansión del virus alcanzará su pico a nivel mundial en el tercer trimestre, si bien este escenario puede evolucionar hacia la forma de W.

“Los dos mayores riesgos para el escenario en U son la curva de la pandemia y la evolución de las suspensiones de pagos de los sectores cíclicos más apalancados”, detalla el análisis.

Tras la pandemia, la firma anticipa profundos cambios en la globalización, con una vuelta atrás y “más restricciones” en los viajes y el comercio; unos bancos centrales “menos independientes” y unos hogares “más endeudados”, lo que incentivará el ahorro de bajo riesgo.

Además, Pimco considera que el “panorama será completamente diferente” en el mercado de crédito y apuesta por activos de Estados Unidos.

Entre los activos recomendados, Pimco destaca los valores respaldados por hipotecas de agencias estadounidenses (MBS, por sus siglas en inglés), los valores respaldados por activos (ABS) y los bonos del Tesoro estadounidense protegidos de inflación (TIPS), donde ve “oportunidades”.