Atenas.- La agencia Fitch degradó el jueves la nota sobre la abultada deuda de Grecia, al territorio de basura, al advertir sobre una "probable" salida griega de la zona del euro si las nuevas elecciones nacionales a realizarse el próximo mes producen un gobierno opuesto al rescate financiero internacional.

Fitch dijo que redujo un grado la calificación de la deuda de Grecia, de B- a CCC, el peldaño más bajo posible para un país que no ha caído en incumplimiento de pagos.

La degradación de la nota de la deuda soberana de Grecia refleja el elevado riesgo de que no pueda ser capaz de sostener su membresía en la Unión Económica y Monetaria", señaló la agencia en un comunicado.

Además de sus agudas dificultades financieras, Grecia ha entrado en una crisis política prolongada después de que las elecciones del 6 de mayo no dieron suficientes escaños en el Parlamento a ningún partido para gobernar solo, y que nueve días de frenéticas negociaciones fracasaron en alcanzar un acuerdo de coalición.

El país se dirige ahora a una nueve elección el próximo mes, más probablemente el 17 de junio, y se espera que nuevamente tengan buenos resultados los partidos opuestos a las medidas de austeridad que obtuvieron victorias inusitadas el 6 de mayo.

Eso ha suscitado profundas preocupaciones de que, si el nuevo gobierno da marcha atrás a los compromisos de austeridad de Grecia, la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional podrían cortar el flujo de préstamos de rescate. Esos fondos de rescate han salvado al país de la bancarrota durante dos años, pero fueron acordados a cambio de recortes impopulares y severos al gasto.

"En el caso de que las nuevas elecciones generales agendadas para el 17 de junio no puedan producir un gobierno con un mandato para continuar con el programa de austeridad fiscal y reforma estructural del UE-FMI, sería probable la salida de Grecia (del euro)", indicó Fitch.

"En el caso de una salida de Grecia de la Unión Económica y Monetaria, Fitch procesaría la nueva y forzosa denominación de la deuda soberana y del sector privado en una nueva divisa griega como un acontecimiento de incumplimiento de pagos", agregó.

apr