La agencia de calificación financiera Fitch confirmó el jueves la nota sobre la solvencia de la deuda italiana a largo plazo, en "A-", pero con "perspectiva negativa", lo que significa que la puede rebajar de nuevo.

Fitch ha tratado de ver más allá de las condiciones económicas y financieras actuales y tener en cuenta las recientes reformas estructurales que pueden reforzar el crecimiento potencial de la economía", dice la agencia en un comunicado.

La confirmación de la nota "refleja también el compromiso demostrado por el gobierno para reducir su déficit presupuestario y la deuda pública", prosigue el comunicado que saluda la adopción por el Parlamento italiano del pacto fiscal europeo así como del fondo de socorro europeo MEDE.

Desde que llegó al poder, en noviembre pasado, el gobierno de Mario Monti ha llevado a cabo una cura draconiana de austeridad así como una serie de reformas estructurales que han abierto algunos sectores a la competencia, una reforma del mercado de trabajo y un proyecto de revisión de los gastos públicos.

Fitch ya había bajado en enero pasado la nota de la deuda a largo plazo de cinco países de la zona euro, entre ellos Italia y España.

RDS