La agencia de calificación financiera Fitch Ratings bajó este viernes la nota de Grecia, de "C" a "default parcial" (restricted default o "RD") tras el anuncio de los resultados de la operación de canje de deuda, según un comunicado.

La agencia precisa que una vez que sea realizado el canje, atribuirá una nueva nota a Grecia "en lo bajo de la categoría especulativa", que duda de la solvencia del país. La nota C, que forma parte de dicha categoría, corresponde para Fitch a un default "inminente e inevitable".

Otra de las tres grandes agencias, Standard and Poor's (SP), adoptó una posición similar a finales de febrero. Colocó a Grecia en la categoría de "default selectivo" o "SD" (selective default), contra "CC", dejando claro que contemplaba subirla a CCC una vez que el intercambio se hubiera realizado.

En cuanto a Moody's, que no tiene una nota correspondiente al default, bajó el 2 de marzo la nota del país heleno a "C", contra "Ca" hasta ahora.

Fitch considera que la operación realizada por Grecia constituye un "canje bajo presión" (distressed debt exchange), pese a que oficialmente se trata de una quita voluntaria.

RDS