Los inversionistas prestarán atención esta semana a un evento de Janet Yellen, presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), a los datos de la producción industrial de la zona euro y en algunos indicadores chinos para determinar si la calma del comienzo del 2017 puede extenderse al primer trimestre.

El jueves, Yellen hablará con maestros estadounidenses en una transmisión por Internet. Aunque el tema no tiene que ver directamente con el panorama de las tasas de interés, los inversionistas buscarán señales de que la jefa de la Fed pueda exhibir el mismo tono precavido del 2016.

Los ‘halcones’ quieren mover (el ajuste monetario) más rápido pero otros, incluyendo a Yellen, son más cautos , dijo un informe de Raymond James. La política monetaria sigue dependiendo de los datos (...) la Fed es consciente de que subir las tasas abruptamente podría ser desestabilizador .

Las últimas minutas del banco central estadounidense mostraron cierta avidez de sus miembros por elevar el costo del dinero ante un posible repunte inflacionario por los planes de expansión fiscal del presidente electo Donald Trump. Sin embargo, los analistas vieron las actas como una información que ya se sabía.

Además, también hablarán otros responsables de la Fed, como Eric Rosengren, Dennis Lockhart y Patrick Harker. Mientras tanto, en la zona euro, los datos de producción podrían reforzar la idea de una economía que empieza a reaccionar al estímulo monetario, como mostró la inflación alemana.

Los principales mercados financieros comenzaron el año tranquilos, con las bolsas apuntaladas por las expectativas sobre el programa económico de Trump y la plaza cambiaria en general estable debido al mantenimiento de la perspectiva para los diferenciales de tasas de interés.

También, sirvió la mayor sutileza de China para orquestar la depreciaciación de su moneda, el yuan, a fin de dar impulso a sus exportaciones, lo que contrasta con el inicio del año pasado, cuando los mercados globales sufrieron convulsiones por los movimientos cambiarios bruscos de Pekín.

En los próximos días, China publicará sus nuevas mediciones de la inflación y el comercio internacional. Y otra cuestión que seguirán de cerca los operadores es el de los anuncios de resultados corporativos, como los de Delta Air Lines, JPMorgan y Bank of America.