El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) de la Fed, dejó sin cambio la tasa de referencia, entre 0 y 0.25% y extendió seis meses más la vigencia de cobertura de la Línea Swap de intercambio de divisas que mantiene abierta con 9 bancos centrales, incluido Banco de México.

En un comunicado, el banco central de Estados Unidos consignó que el curso de la economía dependerá significativamente de la evolución de la pandemia de Covid-19, por lo que “la actual situación de salud pública plantea riesgos considerables para las perspectivas económicas de mediano plazo”.

Tras la reunión de dos días, los miembros del Comité destacaron que la debilidad de la demanda y de los precios del petróleo mantiene la inflación de aquel país a la baja.

Reconoció que las condiciones financieras han mejorado en los últimos meses en parte como consecuencia de las medidas para apoyar a la economía y al flujo de crédito a los hogares y empresas.

En este momento inicia la conferencia de prensa en línea del presidente del Fed, Jerome Powell, donde podría dar más detalles. 

Swap, apoyando a los socios

La Reserva Federal de Estados Unidos anunció a fines de marzo el establecimiento de acuerdos temporales de liquidez en dólares (líneas swap) con nueve bancos centrales, uno de ellos es el Banco de México.

Para todos fijó un límite al intercambio de divisas. Seis de ellos, Banco de México, Banco de Brasil, el Banco de Corea, la Autoridad Monetaria de Singapur, el Banco de la Reserva de Australia; y el Sveriges Riksbank (Suecia), tienen acceso a 60,000 millones de dólares en la línea swap.

Para los otros tres, el disponible para intercambio es de 30,000 millones de dólares y entran en este grupo el Denmarks Nationalbank (Dinamarca); el Banco de la Reserva de Nueva Zelanda; y el Banco de Noruega.

El objetivo de esta facilidad es garantizar liquidez en la divisa verde hasta el 31 de marzo de 2021.

Se trata de una línea abierta que facilita un intercambio de divisas de peso a dólares. A partir de este acuerdo, la Comisión de Cambios en México ha realizado cuatro subastas de financiamiento en dólares para garantizar liquidez al mercado y renovar los vencimientos de las operaciones celebradas en abril. Mediante este mecanismo, se han colocado   11,500 millones de dólares, lo que deja 48,500 millones de dólares disponibles para subastar en caso de que se perciba un problema de liquidez.

abr