El Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed (FOMC, por su sigla en inglés) mantuvo sin cambio la tasa de interés entre 0 y 0.25% y elevó su pronóstico de crecimiento para la economía de Estados Unidos a 6.5 por ciento.

El comunicado del segundo anuncio monetario programado del año llegó acompañado de las proyecciones económicas de los miembros del Comité, donde la media de ellos considera que la tasa se mantendrá sin cambios al menos hasta el 2023.

De acuerdo con el presidente del Fed, Jerome Powell, los integrantes del Comité mejoraron en 2.3 puntos su previsión sobre el PIB que todavía en diciembre, estaba en 4.2%, al incorporar el impacto positivo del “importante estímulo fiscal” que se aprobó.

“Gracias a la oportuna y rápida aprobación del nuevo estímulo fiscal, las condiciones para la recuperación de Estados Unidos han mejorado. Con el apoyo del Congreso y del Ejecutivo más gente podrá ser salvada, más empresas podrán abrir y la productividad seguirá recuperándose”.

Pese al mejor panorama, los miembros del Comité matizaron en el comunicado que la recuperación económica “dependerá significativamente del curso del virus, incluido el progreso en la vacunación”.

“La actual crisis de salud pública sigue afectando la actividad económica, el empleo y la inflación y plantea riesgos considerables para las perspectivas económicas”, consignaron.

Analistas de Oxford Economics consideran que “la Fed está dispuesta a calentar la economía para lograr un pleno empleo inclusivo y de base amplia y no ven riesgo de una inflación persistente y nociva en el largo plazo”.

Por su parte, Pantheon Macroeconomics observa que no hay indicación alguna sobre un retiro de la política expansiva.

Inflación arriba de 2%

Por tratarse del anuncio trimestral, el FOMC también presentó proyecciones para el desempleo e inflación, pues como se recordará, el Fed tiene un mandato dual que guía sus decisiones en función de esas dos variables.

Los miembros del Comité estiman una variación de los precios generales en 2.4% este año, una fluctuación que está por arriba de1.8% estimado por ellos en diciembre.

En el comunicado donde dieron cuenta de la decisión unánime de no mover la tasa, precisaron que “el Comité tratará de lograr una inflación moderadamente superior a 2% durante algún tiempo y que las expectativas de inflación se mantendrán ancladas en 2 por ciento”.

El banquero central subrayó en la conferencia de prensa tras el anuncio, que “hablar sobre inflación es muy distinto que anticipar una variación anual ligeramente arriba de 2 por ciento”.

“Estas proyecciones son una combinación de las expectativas individuales de los miembros del Comité. Como tal, incorporan opiniones más y menos optimistas de individuos”, argumentó.

Con la recuperación económica de telón de fondo, los miembros del Comité anticipan una tasa de desempleo de 4.5% este año, que es menos amplia del 5% estimado en diciembre.

Sobre el futuro de las tasas, el banquero central dijo que “el estado de la economía (de Estados Unidos) es altamente incierto” y resaltó que prefiere no estimar sobre el futuro de las tasas y menos sobre un posible aumento de las mismas.

La tasa de referencia cumple un año en el rango de 0 a 0.25 por ciento.

Ciclo económico de México no irá en línea el de EU: BofA

Se ha presentado un desacoplamiento claro entre los ciclos de México y EU desde el año pasado, cuando la respuesta a la pandemia de Estados Unidos fue a través de políticas fiscales y monetarias contracíclicas muy decisivas mientras México optó por políticas procíclicas, amplificando el impacto negativo de la pandemia en la economía. Mención aparte merece la incertidumbre política generada por los constantes cambios en las reglas del juego para los inversionistas persistentes y crecientes desde la cancelación del aeropuerto.

La economía mexicana registrará un crecimiento de 4% este año que está sujeto a riesgos por las políticas internas que dificultan el clima para hacer negocios, advirtió el banco de inversión Bank of America Securities (BofA Securities).

El nuevo pronóstico incorpora un ajuste al alza desde 3% anterior y reconoce el impulso que otorgará la dinámica de Estados Unidos (EU).

Al interior de un análisis, titulado “El desacoplamiento de México”, coincidieron en la expectativa para EU que tiene el Comité Federal de Mercado Abierto de 6.5% para este año.

Reconociendo que el auge de la economía estadounidense tendrá la fuerza para jalar a la mexicana, matizaron que no compensará las fuerzas internas que limitan el despegue de México.

En el análisis, destaca que se ha presentado un desacoplamiento claro entre los ciclos de México y EU desde el año pasado.

“Cuando la respuesta a la pandemia de EU fue a través de políticas fiscales y monetarias contracíclicas muy decisivas, mientras México optó por políticas procíclicas, amplificando el impacto negativo de la pandemia en la economía”.

Mención aparte merece la incertidumbre política generada por los constantes cambios en las reglas del juego para los inversionistas.

ymorales@eleconomista.com.mx