La Reserva Federal de Estados Unidos está preparada para aumentar sus esfuerzos a fin de reducir un desempleo que se mantiene muy alto y hacer que la inflación regrese a la meta de 2 por ciento del banco central, dijo el lunes un responsable de la Fed.

En comentarios preparados para una presentación ante la convención conjunta de las Asociaciones de Banqueros de Idaho, Nevada y Oregon, el presidente de la Reserva Federal de San Francisco, John Williams, no llegó a pedir directamente una nueva ronda de compras de bonos para bajar el costo del crédito, que ya está cerca de mínimos históricos.

Pero Williams estableció el terreno para un nuevo alivio, al decir que la Fed estaba incumpliendo su meta de alentar el empleo máximo y al mismo tiempo estaba por debajo de su objetivo de inflación.

Si se requiere una nueva acción, la herramienta más efectiva serían las compras adicionales de valores de plazos más largos, incluyendo valores de agencias respaldados por hipotecas", dijo Williams.

"Estamos listos para hacer lo que sea necesario para lograr nuestras metas del máximo empleo y la estabilidad de precios", agregó.

La Fed ha mantenido las tasas de interés de corto plazo cerca del cero por ciento desde diciembre del 2008 y ha dicho que las dejará así al menos hasta fines del 2014.

También ha comprado bonos del Tesoro por 2.3 billones de dólares y bonos respaldados por valores del mercado de vivienda en dos rondas de la llamada flexibilización cuantitativa.

El mes pasado, alivió la política monetaria al agregar seis meses a su programa de la Operación Twist, una medida que según Williams, tendría solo un impacto modesto en la economía.

Los economistas de Wall Street ven cada vez más probable que haya una tercera ronda de alivio cuantitativo, especialmente tras conocerse que la economía estadounidense creó en junio menos empleos que los esperados y que la tasa de desempleo permaneció en el 8.2 por ciento.

Williams, que dijo que ahora espera que el crecimiento de Estados Unidos sea inferior al 2% este año y de apenas 2.25% el próximo, prevé que la tasa de desempleo se mantendrá por encima de 8% hasta el segundo semestre del 2013. Esa cifra es muy superior al 6.25% que él estima representa pleno empleo en el país.

Al mismo tiempo, Williams dijo que la baja en los precios de las materias primas y el alza del dólar, junto con bajos costos laborales, harán desacelerar la inflación a 1.25% este año, antes de acelerarse a 1.75% en el 2013.

"Estamos lejos en el mandato del empleo y la estabilidad de precios, y yo creo que haremos sólo avances limitados hacia estas metas durante el próximo año", dijo.

apr