En decisión unánime, el Comité Federal de Mercado Abierto de la Reserva Federal (FOMC, por su sigla en inglés) dejó sin cambio su política monetaria, tanto la tasa de referencia entre 0 y 0.25% como las compras de activos en 120,000 millones de dólares.

En el comunicado del tercer anuncio monetario del año, reconocieron que esta decisión fue tomada “en medio de los avances en la vacunación y el fuerte apoyo político que han fortalecido a los indicadores de la actividad económica y al empleo”.

Subrayaron “el camino de la economía dependerá significativamente del curso del virus, incluido el progreso de la vacunación”.

Agregaron en esta ocasión que “la actual crisis de salud pública sigue pesando sobre la economía y persisten los riesgos para las perspectivas económicas”. Esto significa, puntualizó el Presidente de la Fed en conferencia, que “la recuperación sigue siendo desigual e incompleta”.

La tasa de referencia de la Reserva Federal completa así 13 meses en el rango de 0 a 0.25% donde fue ubicada en marzo de 2020, en pleno choque por la pandemia.

Las señales del cambio

En el mismo comunicado explicaron que “el Comité estaría dispuesto a ajustar la orientación de la política monetaria si surgen riesgos que pudieran impedir el logro de las metas”.

Las metas que corresponden a un mandato dual como el de la Fed son el máximo empleo y la inflación en 2 por ciento.

Precisaron que las evaluaciones del Comité tomarán en cuenta “una amplia gama de información incluidas lecturas sobre salud pública, condiciones del mercado laboral, presiones inflacionarias, expectativas de inflación así como desarrollos financieros e internacionales”.

Luego, en conferencia de prensa tras el anuncio, el presidente de la Fed, Jerome Powell enfatizó que “No es momento aún para comenzar a hablar sobre un retiro de apoyos monetarios”.

“Los sectores más afectados por la pandemia siguen siendo débiles, pero han mejorado”, consignó apenas una semana después de haber reconocido en una entrevista televisiva que la economía estaba ya en un punto de inflexión.

Inflación y compra de activos

Los 11 miembros del FOMC consignaron que “la inflación aumentará reflejando en gran medida factores transitorios”.

Powell comentó que “parece poco probable que veamos expectativas de inflación al alza, con la holgura prevaleciente en el mercado laboral”. Dijo que mientras la tendencia al alza de los precios sea pausada y en respuesta al fortalecimiento del empleo, no requerirá un cambio en la posición monetaria.

En el comunicado se explica que las compras de activos ayudan a fomentar el buen funcionamiento del mercado y las condiciones financieras acomodaticias, con lo que respaldan el flujo de crédito a los hogares y las empresas.

Sigue Dovish

Analistas de Banorte y de Oxford Economics concuerdan en que tanto el anuncio del FOMC, como los comentarios del presidente Powell mantienen una tendencia Dovish en la política monetaria de Estados Unidos.

En sendos comunicados, subrayaron su expectativa de que la tasa de referencia se mantendrá sin cambios en el nivel actual hasta fines del 2022.

ymorales@eleconomista.com.mx