Raphael Bostic, presidente de la Reserva Federal de Atlanta, comentó que siente que la Fed debería seguir subiendo sus tasas hacia un nivel neutral, destacando que la economía estadounidense sigue fuerte a pesar de ser “asediada por crecientes incertidumbres.

“No veo señales claras de sobrecalentamiento, ni veo ningún indicio de debilitamiento importante de los datos macroeconómicos por el momento”, expuso Bostic en comentarios escritos que van más allá de la turbulencia reciente y pidió que la Fed avance con cautela hacia una tasa de interés neutral.

“Estamos a corta distancia del neutral, y creo que neutral es donde queremos estar”, sostuvo Bostic, refiriéndose al nivel en que las tasas de interés no estimulan ni frenan el gasto familiar y empresarial.

Las declaraciones de Bostic están mayormente en línea con las de otros miembros de la Fed en los últimos días, que parecieron listos para seguir subiendo las tasas, confiados en la situación económica a pesar de que reconocieron que han surgido riesgos.

Si la Fed sube las tasas de interés cuando se reúna en dos semanas, como espera el mercado, será la cuarta alza de los fondos federales en el 2018, el ritmo más rápido desde que el banco central comenzó a adoptar una política monetaria más restrictiva hace tres años.

Los mercados bursátiles cayeron en los últimos días debido a las dudas sobre la capacidad del gobierno del presidente Donald Trump para resolver las tensiones comerciales globales, que según funcionarios de la Fed se están sintiendo como alzas de precios de algunos bienes e incertidumbre comercial, que podría frenar la inversión.

Los temas de comercio ocuparon esta semana un lugar destacado en el Libro Beige de la Fed, al igual que las declaraciones de empresas que dijeron que debieron reducir la contratación porque no han podido hallar suficientes trabajadores.