La Reserva Federal (Fed) debería mantener sus tasas de interés referencial al nivel actual hasta que haya una aceleración de la inflación, dijo el martes el presidente del Banco de la Reserva Federal de St. Louis, James Bullard.

“Los datos de inflación durante el 2017 han sorprendido a la baja y hacen cuestionar la idea de que la inflación en Estados Unidos está volviendo confiablemente hacia la meta”, declaró Bullard en comentarios preparados durante una intervención en Louisville, Kentucky.

Agregó que, incluso si la Fed logra que la inflación vuelva a su meta de 2%, eso no sucederá antes del 2018 o el 2019.

El banco central de Estados Unidos elevó las tasas de interés dos veces este año y parece dirigirse a otra alza en su reunión de política monetaria de diciembre, pese a una inflación persistentemente débil.

Bullard dijo en reiteradas oportunidades que elevar las tasas de interés nuevamente en un ambiente como el actual podría dañar a la economía.

El indicador preferido por la Fed para medir la inflación está actualmente en 1.3% y ha estado por debajo de la meta de 2% del banco central durante cinco años y medio.

Bullard también afirmó que prevé que el crecimiento económico en la segunda mitad del 2017 superará las expectativas, pero que luego reanudará un ritmo más lento el próximo año.

Gradualidad, para EQUILIBRAR CRECIMIENTO E INFLACIÓN

La Reserva Federal debería tratar de subir las tasas de interés gradualmente pese a las débiles lecturas de inflación (que en septiembre de ubicó en 0.5% anual), en parte porque cualquier aumento en la demanda podría llevar a la economía de Estados Unidos más allá de sus niveles sostenibles, dijo el martes una de las nuevas autoridades del banco central.

Por su parte, el presidente de la Fed de Atlanta, Raphael Bostic, quien asumió el cargo a mediados de año, aseguró que la actividad económica en general ha crecido a “un ritmo razonablemente sólido” en los últimos meses, pese a los huracanes que han golpeado su jurisdicción recientemente.

“Creo que será apropiado para las tasas de interés que suban gradualmente durante el próximo par de años”, afirmó Bostic, quien tiene derecho a voto el próximo año en el panel que fija la política monetaria, en un foro en Montgomery, Alabama.