La Reserva Federal (Fed) debería seguir subiendo las tasas de interés este año y el próximo, para evitar un recalentamiento que acorte la expansión económica que ha ganado impulso, señaló una autoridad del banco central estadounidense, esta jornada.

La presidenta de la Fed de Cleveland, Loretta Mester, afirmó que el banco central puede acelerar o ralentizar su “gradual” endurecimiento monetario si, por ejemplo, los recientes anunciados aranceles a las importaciones generan una guerra comercial que afecte a la economía.

Pero Mester, quien a principios de este año fue considerada por la Casa Blanca para ser vicepresidenta de la Fed, esbozó una postura que fue más agresiva para el próximo par de años, pero, en el caso del 2020, su opinión fue menor que la mayoría de sus colegas.

“Si la economía evoluciona como espero, creo que nuevos incrementos graduales de las tasas de interés serán apropiados éste año y el próximo”, afirmó Mester en comentarios preparados para brindar en la Universidad de Princeton.

La Fed debe “evitar una acumulación de riesgos para la estabilidad macroeconómica que pudieran aparecer si se deja que la economía se recaliente”, agregó Mester, quien este año vota en el comité de política monetaria y está alineada con posturas de línea dura dentro del banco.

La jefa de la Fed de Cleveland aseguró que los aranceles a las importaciones de metales impuestos por Estados Unidos, los que se planean para las importaciones chinas, y la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte oscurecen el panorama comercial y plantean riesgos sobre la economía.

La funcionaria espera cuatro alzas de tasas de interés este año, en un contexto en el que el crecimiento económico de Estados Unidos se acelera y el desempleo sigue bajo.