Dallas.- La Reserva Federal de Estados Unidos sólo debería comprar más activos si se presentaran "circunstancias nefastas" para la economía del país, y es improbable que algo así suceda, dijo un importante funcionario del banco central.

El presidente de la Fed de Dallas, Richard Fisher, dijo que estuvo "perplejo" por la insistente preocupación de Wall Street ante la posibilidad de que la Fed lance una tercera ronda de compras de activos, conocida también como alivio cuantitativo.

"Creo que agregar dosis a la expansión que hemos aplicado en lugar de comenzar a destetar el paciente podría ser el equivalente a negligencia en la medicina", dijo en comentarios para pronunciar ante la Cámara Regional de Dallas.

"Es mi opinión que deberíamos correr ese riesgo sólo en las más nefastas circunstancias y en la actualidad, no veo esas circunstancias", afirmó.

Fisher, que este año no tiene voto en el comité del banco central que fija la política monetaria de Estados Unidos, agregó que los recientes datos económicos indican un avance del crecimiento y de las perspectivas para la creación de nuevos empleos este año, aunque la estabilidad de precios está siendo "desafiada" por el costo de la gasolina.

apr