La eliminación de la declaración mensual del IETU es una buena medida de simplificación, pero no significa que se vaya a dejar de hacer el pago provisional, advirtió el socio fiscal de Baker & Mackenzie, Jesús Alvarado.

Además prevalece el problema de la existencia de dos impuestos con el ISR que generan incertidumbre, lo que se debe resolver con una reforma, consideró el fiscalista.

En entrevista indicó que el problema de recopilar la información cada mes en materia del IETU y sólo presentarla anual es un buen paso porque se disminuye la carga administrativa para los contribuyentes, desde que entró en vigor este nuevo gravamen.

Además, el fiscalista dijo que falta que se den a conocer las reglas para la presentación de la información anual.

Esperamos que no sean tan engorrosas, porque entonces de nada servirá que se elimine la declaración mensual , alertó.

Lo mismo opinó de la declaración anual del IVA, porque desde hace mucho tiempo este gravamen se causa mensualmente. Es una buena medida el que se quite la obligación de informar en forma mensual. Tiene lógica , afirmó.

Medida insuficiente

Desde que surgió el IETU, la demanda de sectores como el empresarial, ejecutivos de finanzas y fiscalistas era que desapareciera el ISR o el IETU para evitar la doble tributación.

Además, la carga administrativa se incrementaba con el cálculo de dos impuestos.

Al respecto, el fiscalista Jesús Alvarado consideró necesario que se adelante la discusión de la permanencia del IETU, ya que en la ley se establece que se hará una evaluación. Si se queda el IETU, opinó no será una tarea sencilla, porque se tendrán que ver los efectos sobre los residentes en el extranjero y tratados firmados con los países de la OCDE.

Y ante una eventual reforma fiscal, también se debe cuidar que no se derogue la eliminación del dictamen, porque entonces puede que nunca entre en vigor.

[email protected]