Los países que no se integren a las corrientes comerciales globales se verán limitados en sus posibilidades de crecimiento, afirmó Bernard Hoekman, director de Comercio Internacional del Banco Mundial.

Las naciones que establezcan medidas proteccionistas se verán afectadas porque se integrarán menos a las cadenas de suministro , dijo. Según él, la mayor parte de los países más avanzados del mundo está integrada a las cadenas globales de producción. En algunos casos se pueden registrar crecimientos en economías cerradas en un grado alto al comercio, pero corresponden a aquellas con mercados locales grandes y dinámicos.

Beatriz Leycegui, investigadora del ITAM, destacó que los países deben buscar entrar en las cadenas de suministro globales, mantenerse en ellas o participar en una forma creciente y vertical en las mismas.Agregó que los acuerdos comerciales permiten una mayor integración comercial, pero que requieren ir acompañados de políticas internas que mejoren la competitividad para que el comercio tenga un efecto multiplicador. Pablo Longueira, ministro de Desarrollo y Turismo de Chile, consideró que Latinoamérica ha tenido retrasos en su desarrollo en buena medida por ser una región proteccionista.