El presidente de España, Mariano Rajoy, declaró hoy en Berlín que todas las acusaciones que se hacen en su contra o de sus colaboradores sobre la aceptación de dinero negro para su agrupación política el Partido Popular (PP), son "falsas".

Rajoy dio una breve conferencia de prensa conjunta con la canciller federal de Alemania, Angela Merkel, en la que gran parte de las preguntas de la prensa giraron en torno al escándalo que persigue al jefe del gobierno español.

Rajoy rechazó especulaciones en el sentido de que las acusaciones que se le imputan puedan dañar el curso que sigue para superar la crisis de la deuda en su país. Afirmó que él tiene la fuerza y el valor para confrontar esos desafíos.

Después de la conferencia de prensa, medios de prensa alemanes comentaron en sus páginas web que Merkel le había fortalecido las espaldas a Rajoy en cuanto al escándalo que actualmente lo rodea.

Angela Merkel puso énfasis en su confianza en el gobierno de Mariano Rajoy para sacar adelante al país de la crisis, al responder a preguntas sobre si su confianza en el gobierno del presidente español no se veía perjudicada por las acusaciones en contra de éste.

Merkel dijo textualmente que tiene " un gran respeto y admiración por los esfuerzos en España para aplicar las reformas" que ha llevado a cabo para superar la crisis de la deuda pública. Se manifestó convencida de que esas medidas tendrán buenos resultados.

"Especialmente opresivo es el desempleo juvenil en España", dijo Merkel y expresó su satisfacción porque el tema está siendo abordado por los ministros de Trabajo y de Educación de los dos países.

Los ministros, dijo, verán que medidas se pueden aplicar en el marco de la libertad de movilidad en Europa o con proyectos vinculados a empresas alemanas para fortalecer la educación en el país ibérico.

La canciller federal alemana elogió la colaboración entre los dos países para enfrentar el desempleo juvenil en España y agregó que es un tema que también se deberá abordar a nivel europeo en la Cumbre de jefes de Estado y de gobierno de los 27 países de la UE el jueves y viernes próximos.

Merkel subrayó que Alemania y España están colaborando estrechamente en el sector económico y en el de la capacitación educativa para los jóvenes españoles.

En ese terreno se habló de que España se beneficie del esquema de la educación dual que practica Alemania, que posibilita a los jóvenes la teoría y la práctica en forma simultánea.

La jefa del gobierno alemán añadió que en la conversación que este lunes sostuvo con el presidente español se abordó la perspectiva de una mayor integración en la Unión Europea y entre los países de la Unión Monetaria.

"España y Alemania están de acuerdo en que una divisa común requiere de más cercanía en la política económica, más solidaridad y disposición de que ambos países hagan sus tareas, e incrementen su competitividad", indicó Merkel.

Calificó las conversaciones entre ella y Rajoy de muy buenas y dijo que las 24 Consultaciones España-Alemania que este día se llevan a cabo muestran "cuán estrechamente están vinculados nuestros países y la disposición a solucionar en forma conjunta los problemas".

Mariano Rajoy dijo por su parte que para él había sido un gran placer y un gran honor volver a reunirse con la canciller federal de Alemania, con quien dijo haberse entrevistado ya en siete ocasiones, de manera independiente a los encuentros de jefes de Estado y de gobierno en Bruselas.

Invitó a los alemanes a seguir viajando a España para pasar vacaciones y afirmó que son muy bien recibidos.

Un periodista alemán le planteó a Rajoy la pregunta de si no consideraba que las ácidas críticas antialemanas que aparecen en la prensa española perjudican el atractivo turístico de España entre los alemanes.

El jefe del goberno español dijo que no consideraba que estuviera dentro de sus competencias criticar a la prensa española ya que hay libertad de opinión en su país.

Acto seguido ensalzó las relaciones entre los dos países y dijo que Alemania es el segundo socio más importante de España.

RDS