El Fondo Monetario Internacional (FMI) revisará a la alza su previsión de crecimiento mundial, anticipó la directora gerente del organismo, Christine Lagarde.

El pronóstico más reciente del organismo, publicado el pasado octubre, es de 3.6% para este año y de 2.9% para el 2013.

El nuevo panorama, que contemplaría un mayor optimismo sobre la actividad económica mundial, será difundido el próximo 21 de enero, junto con una actualización de los pronósticos de crecimiento para el G-20, precisó aparte el vocero del FMI, William Murray, durante la conferencia quincenal del Fondo.

Desde África, Lagarde observó que la economía mundial mejora gradualmente, aunque la recuperación es débil y desigual .

Cinco años después de la crisis financiera, la economía mundial está mejorando gradualmente. Pero la recuperación es desigual y débil y sus dinámicas subyacentes están cambiando , aseguró al participar en el Consejo Económico, Social y Cultural de Mali.

Sin dar mayor detalle sobre los elementos que fundamentan este mejor escenario en el discurso, difundido horas antes por el organismo, Lagarde hizo un diagnóstico general sobre las principales economías del planeta.

EMERGENTES SUAVIZAN DINAMISMO

Acerca de Estados Unidos, expuso que se ve una sólida actividad del sector privado, lo que implica una eventual normalización de las condiciones monetarias.

Sobre las economías emergentes, comenta que siguen desacelerándose tras haber experimentado años de crecimiento. Dijo que la normalización de las condiciones financieras en economías avanzadas mantiene en riesgo de volatilidad a las emergentes y sus mercados financieros.

Sobre Japón, la tercera economía del mundo, refirió que los importantes pasos dados para estimular al crecimiento comienzan a arrojar resultados .

Y para Europa, tras enfatizar que las economías de la región están emergiendo lentamente de una profunda recesión , destacó que enfrentan importantes desafíos.

RETIRO DE ESTÍMULOS

En Washington, en una conferencia en línea, el vocero del FMI, William Murray, comentó que la decisión de la Reserva Federal para reducir el estímulo monetario es una buena noticia para el mundo, pues implica la mejora de aquella economía.

Sin embargo, tal como lo hizo la directiva del FMI desde África, observó que el retorno a la normalidad de las condiciones monetarias de la Fed motivará volatilidad, de la que tendrán que protegerse las economías emergentes.

Sin dar más detalles sobre este impacto previsto para los mercados que han sido los principales beneficiados del flujo de capitales en el quinquenio de liquidez, advirtió que el Departamento del Hemisferio Occidental, en donde están agrupados los países de Latinoamérica, está haciendo ya un análisis sobre el impacto y futuro en las economías de la región.

[email protected]