Toronto.- El ministro de finanzas canadiense elogió al director del Banco de México, Agustín Carstens, y a la ministra de finanzas francesa Christiane Lagarde como firmes candidatos a dirigir el Fondo Monetario Internacional. Asimismo sugirió que Canadá no postulará a su propio titular del banco central para dirigir la organización.

El ministro Jim Flaherty se negó a respaldar a ninguno de los dos principales candidatos pero dijo el miércoles que ambos son aspirantes "altamente capacitados". El FMI extiende préstamos por miles de millones de dólares a países con dificultades financieras.

El anterior director del FMI, Dominique Strauss-Kahn, renunció la semana pasada después que fue acusado de agredir sexualmente a una camarera en un hotel de Nueva York.

Flaherty también solicitó un proceso transparente para elegir al nuevo titular del FMI, comentario que se hace eco del manifestado por el secretario del tesoro estadounidense Timothy Geithner.

Se había conjeturado que Mark Carney, gobernador del banco central canadiense, era posible candidato a conducir el FMI. Flaherty dijo que Carney está haciendo muy buen trabajo en su puesto.

"Hay por lo menos dos candidatos fuertemente calificados, Christine Lagarde de Francia y Agustín Carstens. Los conozco muy bien a ambos. Los dos están muy calificados", afirmó el ministro de finanzas canadiense.

La decisión para escoger al nuevo conductor del FMI se espera para fines de junio. Estará a cargo de la junta ejecutiva de la agencia de 24 miembros, cuyos funcionarios representan a los 187 países miembros del FMI.

UNIÓN EN EUROPA, CAUTELA EN EL RESTO DEL MUNDO

El anuncio de la candidatura de la francesa Christine Lagarde este miércoles a la dirección general del FMI unió a Europa en torno a su nombre, pero suscitó comentarios prudentes en otras partes del mundo, incluído Estados Unidos.

Lagarde oficializó su candidatura durante una conferencia de prensa en París, aunque ya se venía rumoreando desde hacía varios días.

Estados Unidos se mostró cauteloso. "Por el momento tenemos a dos personas muy creíbles. Se dice de ellas que les gustaría dirigir esta institución y a ellas se podrían sumar otras", dijo el secretario del Tesoro, Timothy Geithner.

Aún quedan más de dos semanas para presentar candidaturas, hasta el 10 de junio. Geithner reconoció los méritos de la francesa y de otro candidato, el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, ambos muy apreciados en Washington.

Christine Lagarde tiene competencias excepcionales y combina de manera excelente el conocimiento de la economía y las finanzas con el sentido político que hay que tener (en ese tipo de cargo), y lo mismo sucede con Agustín" Carstens, agregó.

Dijo asimismo que no veía ningún problema en que Europa siguiera encabezando el FMI. "La fuerza de Christine Lagarde no reside principalmente en el hecho de que sea europea".

Cinco representantes del grupo de países emergentes llamados BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), abandonaron su mutismo habitual para criticar la prisa de los europeos por conservar el cargo.

"Un procedimiento realmente transparente", según ellos, "exige abandonar la tradición no escrita y obsoleta de que el dirigente del FMI tiene que ser necesariamente un europeo".

Pero esos países no tienen un candidato común. Y son conscientes de la dificultad de imponer uno frente a Lagarde, muy influyente en el G20.

El ministro de Hacienda brasileño, Guido Mantega, destacó la candidatura de Carstens, aunque declinó proclamar su apoyo.

Mantega afirmó que Brasil no definirá a qué candidato apoya hasta conocer las propuestas de cada uno, aunque destacó la importancia de que el FMI pueda ser dirigido por un representante de un país emergente: "es importante el compromiso de que no sea necesariamente un europeo", afirmó en Brasilia.

El presidente chileno, Sebastián Piñera, afirmó que Chile "no ha tomado una posición" y dijo esperar un "diálogo abierto" en este proceso en el que "no descarta ninguna opción".

México "apoya la candidatura de Agustín Carstens, pero también reconoce que la ministra de Finanzas de Francia tiene méritos suficientes" para dirigir el FMI, dijo en París el secretario de Hacienda Ernesto Cordero, tras reunirse con Lagarde.

En Europa, crecían los llamados a la unidad y los elogios.

El portavoz del gobierno alemán, Steffen Seibert, destacó la "gran competencia" de Lagarde, agregando que Berlín la apoyaba "firmemente".

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, saludó a la candidata, de la que dijo que era "muy respetada en el ámbito internacional".

El ministro de Finanzas belga, Didier Reynders, que había dicho que estaba interesado en el cargo, se alineó detrás de Lagarde. "Christine es una excelente candidata y yo apoyaría un consenso europeo en torno a su nombre", escribió en Twitter.

Fuera de Europa, sólo un país declaró públicamente su apoyo a Lagarde. Fue República del Congo y lo hizo el domingo.

apr