España deberá realizar reformas "urgentes" para mejorar el funcionamiento de su mercado de trabajo y del sistema financiero, subrayó el Fondo Monetario Internacional (FMI), tras culminar una misión en el país.

"La política del gobierno debe concentrarse en equilibrar ordenadamente la economía", indicó la institución en un comunicado, y enumeró tres prioridades.

La primera es "hacer más flexible el mercado laboral para favorecer el empleo y su redistribución entre sectores", en un país en el que el desempleo superó 20% en el primer trimestre.

La segunda es "una consolidación presupuestaria para sentar las finanzas públicas en una base viable". El gobierno adoptó medidas de austeridad destinadas a economizar 15.000 millones de euros en 2010 y 2011.

La tercera prioridad es "una consolidación del sector bancario y una reforma para fortalecer la situación y eficacia del sistema", en el cual "los riesgos siguen siendo elevados y desigualmente repartidos entre instituciones, concentrados principalmente en las cajas de ahorro".

RDS