El Fondo Monetario Internacional (FMI) mantuvo su pronóstico de expansión del Producto Interno Bruto para China durante el 2018 en 6.6%, aunque advirtió que la aceleración excesivamente rápida del crédito y las fricciones comerciales podrían implicar riesgos para la segunda economía más grande del mundo.

La economía china creció 6.8% en el primer trimestre del año, levemente más de lo esperado, alentada por una sólida demanda de los consumidores y una inversión inmobiliaria sorpresivamente potente.

Previamente, en junio, el FMI elevó su proyección de crecimiento para la economía china de 6.5 a 6.6 por ciento. Beijing fijó en marzo una meta de expansión anual en torno a 6.5 por ciento.

Economistas esperan que el crecimiento chino se desacelere a 6.5% este año, desde 6.9% en el 2017, debido a mayores costos de endeudamiento, endurecimiento de las limitaciones a la contaminación industrial y recortes al gasto público.

China debería contener el crecimiento del crédito, dijo James Daniel, jefe de la misión para China y director adjunto del Departamento Asia y Pacífico del FMI.

“No ha habido un desapalancamiento en la economía real. Seamos claros en esto. Lo que ha pasado es que la tasa de incremento de deuda se ha desacelerado de manera bastante significativa”, dijo Daniel a periodistas en Beijing, luego de una visita del equipo del fondo a la capital y Shenzhen este mes.

El gobierno chino está en su tercer año de una campaña para regular las prácticas crediticias más riesgosas, lo que lentamente ha subido los costos de endeudamiento en medio de la lucha por controlar al sistema bancario paralelo.

El FMI también destacó el potencial del megaproyecto chino de inversión en infraestructuras conocido como las Nuevas Rutas de la Seda, que puede fomentar la conectividad y eliminar barreras comerciales, aunque en cada decisión de inversión los recursos deben ser asignados de forma apropiada.

“Su éxito se acentuará si se desarrolla en un marco global, con buena coordinación y atención a la sostenibilidad de la deuda en los países en los que se invierta”, indicó.