El Fondo Monetario Internacional dijo el jueves que enviará a una misión a Atenas la próxima semana para iniciar conversaciones con el nuevo Gobierno de Grecia y destacó que está abierto a discutir ajustes en base a un programa económico.

Un portavoz del FMI dijo que las negociaciones sobre el rescate por 130,000 millones de euros a Grecia, entregado en conjunto con socios europeos, se realizarán después de la visita inicial de la próxima semana.

"Esta misión evaluará los recientes acontecimientos económicos", dijo el portavoz del FMI Gerry Rice en una sesión informativa.

"Los objetivos del programa, tal como fue acordado, siguen siendo la base de esas discusiones, pero como hemos dicho antes, si el nuevo Gobierno tiene ideas sobre cómo pueden lograrse esos objetivos, estamos abiertos a esas discusiones", agregó.

El Gobierno griego, que fue electo recientemente, prometió renegociar los términos del rescate y al mismo tiempo permanecer en la zona euro.

Funcionarios europeos reconocieron que una recesión más profunda a lo esperado y semanas de campaña política desde la fallida primera elección del país en mayo cambiaron el contexto en el que se desenvuelve el programa de la Unión Europea y el FMI para Grecia.

Estados Unidos, el mayor miembro del FMI, también ha indicado que apoyará nuevos calendarios para el programa, a causa de las demoras causadas por los eventos políticos en Grecia, pero que los objetivos de reformar la economía deberían permanecer.

El FMI también dijo que planeaba una visita inicial a Chipre la próxima semana para sostener conversaciones con funcionarios chipriotas respecto a su solicitud de ayuda financiera del FMI.

Rice dijo que el FMI se uniría a la Comisión Europea y el Banco Central Europeo en sus conversaciones con las autoridades chipriotas, que pidieron la ayuda de Europa para apuntalar a los bancos. Ya que el FMI no entrega préstamos por sector, su préstamo se enfocará en las reformas económicas.

Chipre está fuertemente expuesto a la endeudada Grecia y sus bancos fueron marginados de los mercados de deuda internacional por más de un año.

RDS