El Fondo Monetario Internacional (FMI) revisó este martes levemente al alza su previsión de crecimiento en Estados Unidos este año, a 2.9%, apoyado en los efectos de la reducción de impuestos, según su más reciente Panorama Económico Mundial.

Esta previsión representa un aumento de 0.2 puntos porcentuales con la expectativa que el FMI había divulgado en enero de este año. Para el año 2019, la entidad financiera expresó una previsión de crecimiento de 2.7% (también aumento de 0.2 sobre enero).

Sin embargo, ese desempeño de la economía estadounidense experimentará seguidamente un proceso de desaceleración hasta aproximadamente 2.3%, estimó el Fondo.

De acuerdo con los peritos del FMI, la reforma fiscal adoptada en diciembre de 2017, con sus masivos recortes en impuestos a las grandes empresas, aportarán 1.2 punto de crecimiento del PIB hasta el año 2020.

A esos recortes de impuestos se le suma un fuerte aumento en los gastos, especialmente militares y -a más largo plazo- en infraestructura.

Pero de acuerdo con el FMI la enorme reforma fiscal, sumada a una economía que opera casi a pleno potencial, también abre la puerta a numerosos riesgos.

"La política presupuestaria estadounidense, sumamente expansionista, llegará a un punto en que el déficit en cuenta corriente (...) será el origen de desequilibrios en el país", apuntó el FMI.

erp