La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, descartó una intervención del organismo en favor de España y aseveró que los cambios impuestos por las autoridades españolas para consolidar su situación fiscal son mucho más de lo que el organismo podría sugerirle.

Al participar en una conferencia desde Washington, expresó: La incertidumbre del mercado está menoscabando los duros esfuerzos de la autoridad española para apuntalar la competitividad de la economía .

Si fuera otro el contexto del mercado, lamentó, estos logros del gobierno de Mariano Rajoy tendrían un impacto positivo en el ánimo de los inversionistas.

Hay factores que están trabajando para que la economía española gane competitividad pero, a la vez, se presentan elementos externos que nublan el horizonte, como la incertidumbre de hacia dónde va la eurozona , dijo.

En un discurso pronunciado ante analistas, Lagarde refirió que las tensiones financieras que están observándose a nivel global se deben a la incertidumbre por la situación en la eurozona.

ECONOMÍA MUNDIAL ANÉMICA

La funcionaria consideró que hay razones para esperar que la situación económica mundial mejore , sobre todo si los líderes europeos aplican los compromisos económicos adquiridos en la cumbre de junio.

Sin embargo, la gran nube sobre las expectativas del FMI se ubica en Estados Unidos. El precipicio fiscal genera serias dudas sobre su futuro, lamentó.

Esta semana, el organismo divulgará las conclusiones de la revisión anual a la primera economía, conforme lo dicta el artículo IV del Convenio Constitutivo del FMI.

Se esperan severas observaciones ante la inamovible postura de los congresistas estadounidenses para ampliar el techo de deuda y estabilizar la situación financiera del país.

GRECIA, MAL ALUMNO

Lagarde descartó abandonar la mesa de negociación con Grecia, pese a que las autoridades del país helénico avanzan lentamente para poner en orden sus finanzas públicas.

No obstante, consideró que el gobierno tiene que apresurar el paso para arreglar sus problemas, como aumentar la recaudación, gravando más a los industriales, y poner en marcha reformas estructurales.

ymorales@eleconomista.com.mx