Luego del paro de fin de año, el Fondo Monetario Internacional (FMI) señaló que la Argentina debe establecer políticas para restaurar la confianza y la estabilidad, pero con el cuidado de seguir con el apoyo a los sectores más golpeados por la crisis del coronavirus.

Así lo afirmó su vocero, Gerry Rice, que el FMI comparte la opinión de las autoridades argentinas de que necesitan un conjunto de políticas cuidadosamente equilibradas para fomentar la estabilidad. "Las autoridades continúan trabajando en el diseño de su plan económico de mediano plazo y discutiendo las medidas específicas para su implementación y trabajando para apuntalarlo con un amplio apoyo político y social", comentó.

Y agregó: "Compartimos la opinión de las autoridades de que abordar los desafíos de Argentina requerirá un conjunto de políticas cuidadosamente equilibrado que fomente la estabilidad, restablezca la confianza, proteja a los más vulnerables de Argentina y establezca las bases para un crecimiento sostenible e inclusivo."

Si bien evitó referirse a las últimas medidas puntuales del Gobierno como los vaivenes con las exportaciones de maíz, respecto a las negociaciones por un nuevo programa Rice anticipó que las conversaciones formales con las autoridades argentinas se intensificarán virtualmente durante las próximas semanas.

"Tuvimos un breve descanso en el diálogo durante el período de vacaciones, pero esperamos que el ritmo de las reuniones, todas virtuales, aumente en las próximas semanas", dijo Rice, que además negó que habló con el Gobierno sobre la prórroga de los vencimientos en caso de que se demore la firma.