Las exportaciones de China cayeron un 3.3% interanual en mayo después del repunte inesperado de abril, cuando la pandemia de la Covid-19 paralizó la economía mundial, anunció el departamento de aduanas chino este domingo.

Los analistas consultados por la agencia financiera Bloomberg contaban con una caída más pronunciada (-6.5%).

En abril, las exportaciones chinas experimentaron un repunte sorpresa (+3.5% interanual) después de tres meses consecutivos de caída.

Aunque muchas empresas han retomado la actividad tras el parón del primer trimestre tienen dificultades para conseguir pedidos porque sus principales clientes, en Europa y en América del Norte, están paralizados por el coronavirus y el consumo interno está alicaído.

Lógicamente, las importaciones del gigante asiático en mayo cayeron un 16.7% interanual (contra -14.2% en abril).

Es un descenso más pronunciado que las estimaciones de los analistas consultados por Bloomberg (-7.8%).

Para apoyar una economía en dificultades y fomentar el consumo, varias provincias o municipios lanzaron operaciones comerciales con vales o descuentos.

La ciudad de Pekín anunció el sábado la distribución de cupones por valor de un total de 12,200 millones de yuanes (1,500 millones de euros, 1,700 millones de dólares) para aumentar el poder adquisitivo de sus habitantes.