Pekín- El crecimiento de las exportaciones de China rebotó más fuerte que lo previsto en diciembre desde mínimos en tres meses, expandiéndose a su mayor tasa en siete meses, aunque el panorama para el 2013 sigue siendo opaco con una débil demanda de bienes chinos en Estados Unidos y Europa.

Las inciertas perspectivas comerciales contrastan con los datos que mostraron una fuerte demanda de los préstamos locales, una prueba más de que la segunda mayor economía del mundo se estaba recuperando hacia un crecimiento de 8% anual en el último trimestre del 2012.

Esa modesta recuperación podría tranquilizar a los nuevos líderes de China tras una transición política realizada en noviembre en el Partido Comunista y que se produce cada diez años, y llega tras una serie de medidas a favor del crecimiento diseñadas para apoyar la economía, que está a punto de registrar su crecimiento más lento desde 1999.

Los datos comerciales publicados este jueves mostraron que el valor de las exportaciones creció 14.1% el mes pasado comparado con el año previo, superando las estimaciones de analistas consultados por Reuters, quienes esperaban un crecimiento anual de 4 por ciento.

Los economistas dijeron que el repunte en el crecimiento de las exportaciones desde el alza de 2.9% registrado en noviembre se acentuó probablemente por las bajas cifras de hace un año y no sugeriría un cambio sostenible.

Comercio China

La aduana, que publicó los datos de este jueves, estuvo de acuerdo.

"China todavía se enfrenta a incertidumbres comerciales en 2013", dijo Zheng Yusheng, portavoz de la oficina de aduanas. "Pero esperamos que la situación comercial sea relativamente mejor comparada con el 2012", agregó.

Un investigador de un centro de estudios del Ministerio de Comercio dijo que las exportaciones probablemente crecerán entre 8 y 9% este año, ligeramente más rápido que en el 2012.

"La economía estadounidense se está recuperando lentamente y tenemos que ver si la crisis de deuda en Europa podría estar bajo control", dijo a Reuters Li Jian, investigador de la Academia China de Comercio Internacional y Cooperación Económica.

OBJETIVO CUMPLIDO

El valor de las importaciones creció 6% en el año a diciembre y también superó cómodamente las proyecciones del mercado que apuntaban a una expansión de 3%, ganando velocidad respecto al crecimiento nulo registrado en noviembre.

"A final de año, los exportadores tienden a responder con mayor rapidez a los aumentos de órdenes externas. El aumento temporal podría ser resultado de factores estacionales que resultaron en el alza", dijo Ma Xiaoping, economista de HSBC en Pekín.

"Si ven los fundamentos de Estados Unidos y Europa, esto podría ser un aumento temporal. En los próximos años, esperamos que el crecimiento permanezca en un nivel bajo, inferior a 10% para el 2013. Las importaciones muestran que la demanda interna está ganando fuerza", agregó.

A pesar de la mejoría en diciembre, los datos del jueves confirmaron que China había incumplido su objetivo de un crecimiento de 10% para el comercio en el 2012, lo que subraya que las exportaciones han sido el mayor lastre para la economía china en los últimos dos años.

El Ministerio de Comercio de China también advirtió el mes pasado sobre no albergar esperanzas excesivas de una recuperación inminente en el comercio, diciendo que el crecimiento económico mundial se mantuvo lánguido.

"Estamos alcanzando un nivel bajo para los próximos meses, lo que significa que el índice principal lucirá bien para diciembre y para el primer trimestre", dijo Kevin Lai, economista de Daiwa en Hong Kong.

"Sospecho que los envíos de teléfonos inteligentes fueron bastante sólidos en diciembre dado los nuevos lanzamientos de ese mes. El panorama es aún más variado regionalmente", agregó.

Las exportaciones desde Corea del Sur cayeron inesperadamente el mes pasado, cuando el Gobierno dijo que los malos resultados se debieron en un menor número de días hábiles.

Las exportaciones desde Taiwán, por otra parte, superaron las expectativas al subir a máximos de tres meses, aunque analistas advirtieron que los envíos pueden haber sido impulsados por la temporada de compras de fin de año.

El sector comercial de China, una parte clave de la economía, apoya un estimado de 200 millones de empleos.

ros