Especialistas del sector privado volvieron a recortar su expectativa de crecimiento para este año por noveno mes consecutivo, de acuerdo con los datos divulgados por el Banco de México (Banxico).

La Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado informó que se prevé un crecimiento de 1.13% para este año, desde el estimado de 1.32% de junio. Este dato es la menor previsión de crecimiento que ha lanzado la encuesta para el primer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

El dato contrasta con la meta que puso el gobierno de un crecimiento económico de 2% para el cierre del 2019. Asimismo, está lejos del pronóstico más optimista de los consultados, de 2.17%, previsto en septiembre del año pasado.

“El resultado es una mezcla de datos duros y cuestiones de percepción. Son nueve meses continuos de revisar el pronóstico a la baja, y este último movimiento tiene ya los efectos de los datos económicos del IGAE de abril —que salió más débil de lo esperado— así como de los indicadores de consumo e inversión”, explicó James Salazar, subdirector de Análisis Económico de CIBanco.

Cabe destacar que en el primer trimestre del año, el Producto Interno Bruto (PIB) registró una contracción de 0.2% respecto al trimestre previo, mientras que en comparación anual creció sólo 0.2 por ciento.

Los especialistas del sector privado se unieron a la tendencia de otras instituciones que también recortaron sus expectativas sobre el PIB. BNP Paribas modificó a la baja su expectativa, de 2.0 a 1.5%; Scotiabank pasó de 1.4 a 1.3%; Citibanamex y Credit Suisse pasaron de 1.2 a 0.9%; J.P. Morgan de 1.0 a 0.9%, mientras que Bank of America la bajó de 1.0 a 0.7 por ciento.

Además, otros organismos internacionales han reducido su expectativa. En abril pasado el Fondo Monetario Internacional revisó a la baja su previsión de crecimiento para el país, de 2.1 a 1.6%, debido a la falta de certidumbre sobre las políticas del gobierno actual. Por su parte, la OCDE cambió su perspectiva de 2 a 1.6%, mientras que la Cepal la revisó de 2.1 a 1.7 por ciento.

La publicación de la siguiente encuesta será el próximo 1 de agosto, cuando ya se conozcan los resultados del PIB al segundo trimestre.

“(Por lo anterior) existe la posibilidad de que las expectativas tengan una nueva variación en función del comportamiento de este indicador. Además, se contará con los datos de inflación hasta la primera quincena de julio, lo que, en caso de mostrar mejoría, podría impulsar un nuevo recorte de las expectativas”, refirió Monex.

Para el 2020, los especialistas del sector privado estimaron un crecimiento de 1.66%, dato menor a 1.72% que esperaban el mes previo.

Gobernanza y condiciones, posibles obstáculos

Entre los factores que pudieran obstaculizar el crecimiento económico—a nivel general—, 42% de los 37 grupos de análisis consultados destacó la gobernanza como el principal, seguido de las condiciones económicas internas con 28 por ciento.

Le siguieron las condiciones económicas externas, con 14%, y las finanzas públicas con 13%, mientras que la inflación y la política monetaria sólo fueron consideradas por 4% de los especialistas como posibles obstáculos.

“Destaca que las preocupaciones asociadas a las finanzas públicas tuvieron un incremento moderado, al pasar de 9 a 13% de las respuestas, el mayor nivel en los últimos 13 meses”, señaló Monex.

En tanto, a nivel particular 17% destacó la incertidumbre política interna; 13% los problemas de inseguridad pública; 12% la plataforma de producción petrolera; otro 12% la política de gasto público, y 11% la incertidumbre sobre la situación económica interna.

La encuesta también reveló que los especialistas consideraron que la gobernanza y las finanzas públicas son los dos factores que, en promedio, generan un mayor nivel de preocupación, ya que podrían limitar el crecimiento económico.

Mal momento para invertir

Al igual que el mes pasado, la totalidad de los analistas consultados por la institución piensan que, actualmente, la economía no está mejor que hace un año.

Por lo anterior, 72% de los especialistas consideró que no es un buen momento para realizar inversiones, tasa que incrementó desde 62% de junio.

“Lo que refleja es que al presidente le ha costado generar un lenguaje y condiciones que propicien el aumento en la inversión, sobre todo por las decisiones que ha tomado la administración, que generan dudas sobre el respeto a los contratos y las reglas de juegos para los inversionistas. No abona a favorecer para invertir”, aseveró James Salazar.

En tanto, 19% no está seguro sobre la inversión en México, y sólo 8% consideró que es buen momento para invertir.

No obstante, revisaron al alza su expectativa de Inversión Extranjera Directa (IED), de 25,455 millones de dólares a 25,638 millones para el cierre del año.

Mejoran expectativas sobre inflación

Por otro lado, los expertos mejoraron su expectativa sobre la inflación para el término de este año al estimar una tasa de 3.63%, menor a la de 3.75% que proyectaron en el mes previo. Con ello, la inflación estaría dentro del rango objetivo del Banxico de 3% +/- 1 punto porcentual.

Respecto a la inflación subyacente, la cual elimina de su cálculo los bienes y servicios cuyos precios son más volátiles, los expertos refirieron que cerraría el año en 3.60%, ligeramente por arriba del estimado de junio de 3.58 por ciento.

En cuanto a la tasa de interés del Banxico, los analistas estimaron que cierre el año en 8.00%, lo cual significaría que esperan que la institución haga un recorte de 25 puntos base en alguna de las siguientes reuniones de política monetaria.

De acuerdo con los resultados, los analistas esperarían que este recorte se realice hacia el último trimestre del año. Actualmente, el Banxico ha mantenido su tasa en 8.25% desde diciembre del año pasado.

Asimismo, pronosticaron un tipo de cambio del peso frente al dólar para el cierre de año de 19.85 pesos, mientras que para el 2020 prevén su cierre en 20.25 pesos.

[email protected]