HSBC es uno de los bancos globales que ha salido a relucir en los Papeles de Panamá.

La filial mexicana de este banco británico fue consultada sobre las medidas que toma en el país para evitar la evasión de impuestos en los llamados paraísos fiscales y, brevemente, respondió que trabaja estrechamente con las autoridades para combatir el delito financiero e implementar sanciones.

Destacó que su política es clara respecto de que las cuentas en el exterior sólo pueden permanecer abiertas cuando exista una exhaustiva investigación sobre los clientes (incluyendo la diligencia debida conoce a tu cliente ); el origen de los ingresos y verificaciones de transparencia fiscal.

Pero también, destacó, cuando las autoridades les soliciten mantener una cuenta para propósitos de monitoreo, o cuando una cuenta haya sido congelada con base en obligaciones respecto de sanciones.

Junto a otros bancos globales como Credit Suisse y UBS, HSBC es uno de los que, de acuerdo con Panama Papers, ha sido señalado como de los que más sociedades offshore tenía con sus clientes en paraísos fiscales.

En febrero del 2015, se dio a conocer el caso SwissLeaks, una investigación periodística que revelaba también que HSBC, a través de su filial Suiza, había permitido el tránsito de miles de millones de euros no declarados de diferentes personajes del globo.

En una entrevista reciente con El Economista, Nuno Matos, director general de HSBC México, mencionaba que el pasado debían asumirlo, pero que hoy día el banco tiene establecidos estándares globales que, aseguraba, son de los más estrictos a la hora de definir con qué clientes y actividades quieren hacer negocio.

Yo diría que HSBC es un ejemplo de banco a la hora de ayudar a un México más transparente y más justo. En ese sentido, hemos aprendido la lección; hemos tomado las medidas adecuadas y estoy seguro de que hoy somos un ejemplo para la banca mundial en cómo nos comportamos en este sentido. Estamos muy a gusto en cómo hacemos las cosas y con nuestros principios , afirmaba el banquero en aquella ocasión.

Otros bancos globales que operan en México también fueron consultados sobre este tema, pero no emitieron ningún comentario.

Credit Suisse y HSBC rechazan acusaciones de evasión tributaria

Ayer, tanto Credit Suisse como HSBC dos de los mayores administradores de riqueza del mundo rechazaron las acusaciones que los exponen como usuarios activos de estructuras offshore para ayudar a sus clientes a evadir impuestos. Estos comentarios fueron formulados después de la filtración que hiciera el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, donde se expusieron documentos de Mossack Fonseca, bufete con sede en Panamá especializado en el establecimiento de empresas offshore, el cual divulgó el uso de esta práctica por parte de bancos globales en beneficio de sus clientes.

Tidjane Thiam, presidente ejecutivo de Credit Suisse, que busca agresivamente a los clientes más acaudalados de Asia, afirmó que su banco sólo persigue activos legales.

Como compañía, como un banco, sólo alentamos el uso de estructuras cuando existe un propósito económico legítimo , dijo en una conferencia de prensa Thiam.

Por su lado, HSBC sostuvo que los documentos datan de una fecha previa a una exhaustiva reforma a su modelo de negocios.

Las acusaciones son históricas, en algunos casos se remontan a 20 años, una fecha previa a nuestras reformas (...) implementadas en los últimos años , afirmó Gareth Hewett, portavoz de HSBC con sede en Hong Kong.

HSBC y Credit Suisse fueron nombrados entre los bancos que ayudaron a establecer complejas estructuras que hacen difícil para los recolectores de impuestos e investigadores rastrear el flujo de dinero de un lugar a otro. (Con información de Reuters)