A nueve días de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, inversionistas institucionales consideran que “no habrá diferencia para las expectativas de México” si gana el candidato del partido Demócrata, Joe Biden, según los resultados de una encuesta levantada por Buendía y Laredo entre inversionistas institucionales de Credit Suisse.

En el detalle de dicha encuesta, 41% de los consultados estima que no habrá diferencia para México; 33% considera que con Joe Biden serán mejores perspectivas y 20% dice que el escenario será mejor al renovarse el triunfo del presidente Donald Trump.

Ante la proximidad de las elecciones de Estados Unidos y por su relevancia en la relación con nuestro país, la encuesta de “Inversionistas para México”, edición octubre, realizada por Buendía y Laredo para Credit Suisse, preguntó a 82 consultados en el país y en el exterior, quién de los candidatos tiene más oportunidad de ganar las elecciones. El 80% consideró que Joe Biden tiene más posibilidades; 16% previó que Donald Trump y 4% no sabe o no está seguro.

Al respecto, el economista del área de investigación en el Instituto Internacional de Finanzas (IIF), Jonathan Fortun, explicó que el triunfo en las elecciones del candidato Joe Biden, “no significará un final absoluto a las fricciones comerciales entre México y Estados Unidos (...) Si bien sería menor al escenario republicano”.

“Significaría un mayor énfasis en tópicos relativos al medioambiente y responsabilidad social, que podrían impactar a los requerimientos de estándares a seguir para el comercio entre México y Estados Unidos. Pero una administración demócrata tampoco significará un final absoluto a las fricciones comerciales pues por ser un tema electoral importante para el Partido Demócrata, también impondrá obstáculos (para México), consideró el estratega.

Adiós grado de inversión

De acuerdo con los resultados de la encuesta de Credit Suisse, ocho de cada 10 inversionistas institucionales basados fuera del país estiman que México perderá el grado de inversión “al menos en dos calificadoras” antes de que termine la actual administración.

Los inversionistas que operan en México son los más pesimistas pues 81% prevé que la calificación soberana del país será degradada a bonos basura en lo que resta del sexenio.

Mientras 64% de los inversionistas establecidos fuera del país considera que el grado de inversión que facilita acceso a capitales a un costo más competitivo y bajo condiciones menos onerosas desde hace 20 años se perderá en algún momento de aquí al 2024.

Conservadores ante la crisis

La encuesta revela que 59% de los inversionistas consultados estima que las medidas aplicadas por el gobierno para proteger a la economía en la emergencia sanitaria este año y para impulsar la recuperación para el próximo es demasiado conservadora; sólo 21% dice que es la correcta; 14% que no es suficientemente sólida y 6% no está seguro.

De los 90 inversionistas, 89% dice que la estrategia del gobierno de México para limitar el impacto económico de la pandemia es “inferior” a la que están aplicando otros países de América Latina.

De los consultados, 63% , considera que los supuestos para el crecimiento del 2021, previsto en 4.6% según el proyecto del Presupuesto, no es creíble; 35% dice que es medianamente alcanzable y sólo 2% dice que es posible.

Los inversionistas entrevistados también dudan de la estimación presupuestal sobre la producción del petróleo, proyectada en 1.86 millones de barriles diarios. Así lo demuestra 78% de ellos que asegura “no es una proyección creíble”; contra 19% que dice que de alguna manera sí es creible y 1% que con certeza dice que sí es creíble.

Preguntaron a los inversionistas cuánto tiempo estiman que tomará a la economía alcanzar los niveles pre pandémicos. El 15% dice que puede tomar cuatro años o más; 35% dijo que en el 2023; 23% dijo que en el 2024; y sólo 1% no lo sabe.

ymorales@eleconomista.com.mx