El resultado electoral de Estados Unidos podría generar un cambio en el escenario base para el crecimiento del PIB de la primera economía del mundo y para América Latina, coincidieron analistas de Wall Street.

Por lo cerrado de los resultados, no queda más que esperar para modificar las expectativas de crecimiento para Estados Unidos, matizaron economistas de Oxford Economics, Bank of America Securities y Franklin Templeton.

De acuerdo con el economista senior de Oxford Economics, Joan Domene, el eventual triunfo de Joe Biden otorgaría estabilidad en las condiciones de intercambio comercial, sentando incluso las bases para mayor certidumbre en las decisiones de inversión hacia la región y en particular para México.

Matizó que son las condiciones internas de cada país las que detonarán un mayor flujo de capitales productivos y por tanto, son las que facilitarían el aprovechamiento del mejor contexto económico del socio comercial.

El eventual impacto económico de la reelección del presidente Donald Trump fue abordado por analistas de Bank of America Securities consignan que con la reelección, vendrán acciones ejecutivas de nuevo sobre comercio, inmigración y políticas regulatorias.

Aparte, el administrador de fondos de Franklin Templeton, Luis Gonzali detalló que para el caso específico de México, la reelección de Trump no garantiza cambio importante.

El triunfo de Biden en cambio, daría lugar a una relación más institucional, que otorgaría más certeza a las inversiones productivas e incluso en el tema migratorio, subrayó.

Los estrategas de BofA Securities advirtieron que tampoco se puede proyectar el tamaño del estímulo para la economía de Estados Unidos, pues se tiene que evaluar la composición de las Cámaras.

Si triunfa Biden, y el Senado continúa con mayoría Republicana, no será tan sencillo que pase un estímulo fiscal más amplio, o que puedan dirigirse cambios importantes en las políticas. El panorama no será más terso si triunfa Trump, pues la composición de un Congreso dividido dificultará sus decisiones.

Volatilidad sin claridad

Los analistas prevén volatilidad en el mercado conforme se prolongue la contundencia del resultado en las elecciones presidenciales, y más aún si llega a tribunales alguna impugnación.

El estratega de Franklin Templeton prevé que este escenario de incertidumbre motivaría una reducción de las tasas de largo plazo en EU, una depreciación del peso, así como un alza de tasas también de largo plazo en México.

Veríamos un alza temporal de 20 a 30 puntos base desde el nivel actual, que difícilmente motivará un cambio en la posición del Banco de México, en la de la Reserva Federal, o en cualquier otro banco central, comentó.

Gonzali estima que las próximas decisiones del Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed  y de la Junta de Gobierno de Banco de México, no presentarán cambio en la tendencia actual.

IMEF, temprano para evaluar impacto

Por otro lado, Ángel García-Lascurain, presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF)  dijo que todavía es temprano para evaluar el impacto final que tendrán las elecciones en Estados Unidos.

“Seguimos con extremo interés el resultado de las elecciones por la importancia que tiene Estados Unidos en la economía mexicana. Nos parece que todavía es temprano para evaluar un impacto final”.

valores@eleconomista.mx