Para el Peterson Institute es un anacronismo mantener el pacto tácito de Estados Unidos y Europa acerca de repartirse cada uno la dirección del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

De acuerdo con Edwin M. Truman, economista en jefe del citado instituto de investigación de políticas públicas y economía, tampoco es válido el argumento que ha sostenido la canciller alemana Angela Merkel de que tendría que permanecer en el cargo un europeo para que tenga mayor sensibilidad sobre la crisis europea.

El especialista precisó en un blog de análisis en tiempo real que actualmente hay 26 países que tienen acuerdos financieros vigentes con el FMI y sólo cinco de estas naciones son miembros de la Unión Europea, es decir: Grecia, Irlanda, Letonia, Polonia, Rumania y Portugal, que está en proceso de definición.

Con estos países europeos, están comprometidos unos 240,000 millones de dólares, lo que es menos de una tercera parte de la cartera de créditos que tiene vigente el Fondo con los otros países.

Para Truman, incluso si el próximo Director Gerente del FMI es originario de Europa, sería bueno siempre que las razones que lo lleven al cargo sean sus méritos y no la anacrónica tradición de repartir el poder entre EU y Europa.

Recuerda que la situación de Strauss-Kahn sólo aceleró la discusión internacional para dirigir al FMI, pues se esperaba que en unas seis semanas el político francés renunciara a su cargo para integrarse a la precampaña por la Presidencia de su país.

Sin impacto institucional

Según su análisis, la detención del Director Gerente del FMI no impacta el desempeño del organismo ni su eficacia.

Ningún individuo es o debería ser indispensable para una institución y el FMI no es una excepción a esta regla. El Fondo cuenta con un talentoso equipo de gerencia, un personal dedicado y una membresía amplia de países que le apoyan , refirió.

Según el economista, sería de esperarse que el próximo Director Gerente cuente con el liderazgo que requiere una institución como el FMI, que ha asumido un papel determinante, afirmó, en la estabilidad financiera mundial.

Por sus credenciales profesionales y experiencia, los funcionarios europeos que también han sido montados a una eventual terna por sus méritos, según el mercado, son: Gordon Brown, exprimer ministro de Reino Unido; Christine Lagarde, ministra de Economía de Francia; Jaime Caruana, exgobernador del Banco Central de España y exdirector del Banco de Pagos Internacionales, quien también fue funcionario del FMI.

Los últimos dos directores han sido de origen español, Rodrigo de Rato, y francés, Dominique Strauss-Kahn, así que la probabilidad de que quede en estos países la candidatura es mínima.

[email protected]