Santander, Esp. En la reunión del Consejo Europeo, este jueves y viernes en Bruselas, se juega el futuro y el bienestar de toda Europa, y con ello el de toda Iberoamérica, por la relación que la UE tiene con la región, dijo la vicepresidenta del gobierno de España, Soraya Sáenz, quien demandó de los líderes europeos un liderazgo firme para avanzar en la integración en el ámbito fiscal y financiero.

Durante la inauguración del XI Encuentro Santander-América Latina, la segunda en el gobierno de Mariano Rajoy afirmó que Europa tiene que avanzar hacia una unión bancaria que permita mejores instrumentos de regulación y supervisión, así como mejores instrumentos de garantía de depósitos.

España demanda de la Unión Europea fórmulas para evitar la contaminación que afecte a la deuda soberana de sus países y a cambio garantiza cumplir al pie de la letra sus compromisos, como es la baja en el déficit público.

Y tan sólo unas horas después de que el Banco de España difundiera el dato del déficit al segundo semestre, Soraya Sánchez dijo que España no ha fallado nunca en el pago de sus deudas .

Ante periodistas de América Latina, la funcionaria española afirmó que en el seno de la Unión Europea se trabaja en un sistema de calificación compartida, esto en referencia al riesgo de que la deuda soberana sea calificada como bono basura por las agencias.

Puso énfasis en que la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional han indicado que el principal problema de España es el sistema financiero, pero no de todo el sistema, sino sólo de una parte .

Para ello, destacó que ya se ha realizado un diagnóstico en donde especialistas estimaron que los bancos ibéricos necesitarían hasta 62,500 millones de euros en una situación apocalíptica . Y dijo que en este momento se trabaja en el memorándum de entendimiento para decidir el proceso por el que accederán a la línea de crédito de hasta 100,000 millones de euros que le ofreció Bruselas.

La comunidad europea tratará asuntos tan importantes como el rescate a Grecia, la emisión de una deuda colectiva y los problemas por los que también pasa España, a los que ahora se suma otra nación, Chipre.

  • 100,000 millones de euros es lo que la Unión Europea le ofreció a España como rescate financiero.
  • 62,500 millones de euros es lo que necesitan los bancos españoles en caso de una situación apocalíptica .

[email protected]