Los ministros de Finanzas de la Eurozona mantendrán el 3 de julio una reunión extraordinaria para tratar de cerrar un nuevo plan de ayuda para Grecia, amenazada de bancarrota, indicó su jefe de fila, Jean-Claude Juncker.

"He decidido convocar al Eurogrupo a una reunión extraordinaria el domingo 3 de julio", declaró Juncker tras un encuentro de los titulares europeos de Finanzas en Luxemburgo.

Para entonces, Juncker confió en que el Parlamento griego habrá adoptado el plan de austeridad del gobierno, indispensable para que Europa y el Fondo Monetario Internacional (FMI) acepten desbloquear una ayuda inmediata.

La cita servirá además para definir un nuevo rescate a largo plazo para Grecia, tras el adoptado el año pasado de 110,000 millones de euros, pero insuficiente para hacer frente a la crisis financiera que atraviesa el país.

RDS