La Comisión Europea (CE) propuso una serie de cambios para endurecer la regulación de las agencias de calificación de riesgo y obligarlas a una mayor transparencia, debido a que su papel es cuestionado por líderes europeos.

Entre las iniciativas propuestas, que aun deben ser aprobadas por el Parlamento Europeo (PE) y los gobiernos de los países miembros de la UE, figura la posibilidad de multar con hasta 20% de sus ingresos a las agencias que no respeten las nuevas normas.

Además se incluye la creación de una 'Autoridad Bursátil Europea', un organismo regulador responsable de controlar, a nivel europeo, la actividad de estas empresas registradas en la UE.

Eso incluiría a las filiales europeas de las tres grandes agencias de calificación que dominan el sector, Standard & Poor's, Moody's y Fitch, cuyas sedes se encuentran en Estados Unidos.

El nuevo órgano tendría competencia para pedir información a las agencias, investigarlas e inspeccionarlas, así como establecer sanciones en el caso de que no cumplan con los requisitos para trabajar en Europa e incluso, llegado el caso, retirarles la licencia.

La propuesta del Ejecutivo también considera obligar a las agencias de calificación a explicar los cálculos que utilizan para determinar las notas que otorgan, además de prohibirlas de realizar actividades de consultoría al mismo tiempo que de calificación financiera.

El comisario europeo de Mercado Interior, Michel Barnier, expresó su confianza en que los cambios 'se traducirán en una mejor supervisión y mayor transparencia' en un sector que califica de 'crucial' para la economía.

Desde el inicio de la crisis financiera global, el papel de las agencias de calificación está siendo cuestionado por los líderes europeos.

Sus críticas se han endurecido tras la crisis presupuestaria griega por considerar que esas empresas han contribuido para agravar la situación al degradar simultáneamente la nota de la deuda de Grecia, Portugal y España.

De aprobarse por todas las instancias europeas, las nuevas reglas podrían entrar en vigor a lo largo del 2011.

RDS