La Comisión Europea (CE) aprobó temporalmente el plan de nacionalización por 1,800 millones de euros (2,323 millones de dólares) del Banco Popular de Chipre, Laiki Bank, el segundo mayor de ese país con problemas de liquidez.

La CE considera que la medida está en línea con las reglas de ayudas de Estado de la Unión Europea (UE) porque se limita al mínimo necesario y ofrece salvaguardas para minimizar las distorsiones de la competencia , explicó el Ejecutivo comunitario en un comunicado.

La CE señaló que una eventual quiebra de la entidad asistida crearía una seria distorsión en la economía de Chipre , que hace pocos meses solicitó a sus socios de la eurozona un rescate para enfrentar las dificultades financieras causadas por su exposición a la deuda de Grecia.

La autorización es válida por un periodo de seis meses y su renovación definitiva dependerá del plan de reestructuración de la entidad, que el gobierno chipriota deberá someter a Bruselas.

RDS