Los ministros de Finanzas de la Eurozona firmaron en Luxemburgo la creación de un fondo de 440,000 millones de euros para acudir en ayuda de los Estados en riesgo de bancarrota, indicó el primer ministro luxemburgués, Jean-Claude Juncker.

"Hemos suscrito hace unos momentos" la creación de ese mecanismo, dijo Juncker al término de una reunión ministerial en Luxemburgo.

La puesta en marcha de este fondo, alimentado por préstamos y garantías estatales, fue aprobado el mes pasado como parte de un plan de hasta 750,000 millones de euros cofinanciado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y destinado a devolver la calma a los mercados que temen una crisis de deuda soberana generalizada en la zona euro.

Juncker, jefe de fila de los ministros de Finanzas de la zona euro, explicó que una sociedad basada en Luxemburgo será la encargada de administrar dicho fondo.

El Estado luxemburgués será "el primer accionista antes de que los títulos sean transferidos a otros Estados" y el fondo estará "operativo cuando se haya llegado al 90% de su adjudicación", dijo el primer ministro luxemburgués.

RDS