La entrega de datos de clientes del banco suizo UBS sospechosos de evasión al gobierno de Estados Unidos se postergó el martes, después de que la cámara baja del Parlamento del país europeo rechazara el acuerdo binacional para resolver una agria disputa tributaria.

El rechazo a último minuto de la cámara contradice una votación positiva la semana pasada de la cámara alta, lo que implica que los dos cuerpos tendrán ahora que intentar llegar a un acuerdo sobre un texto común antes de la votación final.

Washington acordó el 19 de agosto del año pasado desechar las acusaciones de evasión fiscal contra UBS después de que Berna prometiera transmitir para finales de agosto de este año los datos de 4,450 clientes estadounidenses de UBS, lo que violaba las actuales leyes de secreto bancario de Suiza.

Pero una corte suiza bloqueó en enero la transferencia de la información, obligando al gobierno a eludir la normativa con un subterfugio legal que requiere la aprobación de ambas cámaras del Parlamento.

La votación de la cámara baja contra el acuerdo representa otro dolor de cabeza para el gobierno, que ha luchado por ganar apoyo político para el trato, considerado en Suiza como una capitulación frente a Estados Unidos para sacar de apuros a UBS, el principal banco del país.

"¿Qué quieren lograr con esto (el rechazo)? ¿No sería del interés de nuestra economía (...) poner un término a esta dolorosa historia?", dijo la ministra de Justicia, Eveline Widmer-Schlumpf, en una apelación final a favor del acuerdo poco antes de la votación.

El gobierno suizo ha dicho repetidamente que el acuerdo es el único modo de terminar con la prolongada disputa de UBS, una distracción para el presidente ejecutivo del banco, Oswald Gruebel, que trata de reconstruir el negocio de administración de riqueza.

Estados Unidos ha acusado a UBS de ayudar a sus ciudadanos ricos a esconder casi 20,000 millones de dinero no declarado en cuentas secretas.

Las acciones en UBS perdían 2.11% a las 1516 GMT.

RDS