La agencia de evaluación financiera Moody's publicó un estudio mostrando que la mayoría de los países cuyas notas mejoraron están en América Latina, mientras que las caídas tuvieron lugar en Europa.

La mayoría de los 10 países que registraron un aumento de su nota están en América Latina: Belice, Bolivia, Brasil, Chile, Ecuador, Perú y Uruguay.

Por el contrario, 15 países descendieron uno o varios niveles en la escala de Moody's, entre ellos ocho en Europa: Grecia, Hungría, Irlanda, Islandia, Letonia, Lituania, Montenegro y Ucrania.

"Aunque Estados Unidos ha sido el epicentro de la crisis mundial, Europa ha sido golpeada más duramente debido a su apertura económica, su interdependencia financiera y comercial, y porque cuenta relativamente más en los bancos que en los mercados de capitales como fuente de crédito", indicó Moody's.

"La crisis bancaria combinada con la recesión económica desató varios de los descensos más espectaculares en la medida de la deuda de los estados Europeos" desde que Moody's atribuye estas notas, agregó.

Fuera de Europa, tres países que vieron bajar sus notas en el 2009 están en el Caribe (Barbados, Bermudas y Jamaica), uno en América Central (Salvador), uno en Asia Central (Kazajastán), uno en África (Botswana) y uno en Oceanía (Fiji).

Moody's señaló que "a pesar de la continuidad de la crisis financiera mundial y de condiciones económicas difíciles, no ha habido ningún nuevo default de un Estado sobre su deuda durante el año 2009".

Ecuador había declarado cesación de pagos en 2008 y el default más reciente, anunciado en enero por Jamaica, que prolongó el vencimiento y redujo la tasa de interés de bonos a largo plazo en poder de inversores nacionales.

RDS