En el 2013, un grupo de 23 de las 32 entidades del país recibió menos recursos de los programados por concepto de participaciones (Ramo 28), lo que redujo su margen de maniobra financiero, de acuerdo con especialistas.

El Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2013 programó una partida para ese rubro por 535,116 millones de pesos; sin embargo, sólo se canalizaron 532,316 millones, lo que implicó que un diferencial por 2,799 millones, según información de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Sinaloa fue el más afectado. En el calendario de distribución se fijó un monto por 13,529 millones de pesos; no obstante, sólo recibió 12,904 millones, es decir, 625 millones menos, lo que representó una merma por 4.6 por ciento.

Entre los 10 más afectados también destacaron Baja California, con una reducción respecto de lo programado de 3.8%; Colima, con 3.6%; Chiapas, con 2.4%, y Tlaxcala, con 2.2 por ciento.

También están: Nayarit, Zacatecas, Guerrero, Sonora y Aguascalientes.

En contraste, de los nueve estados que recibieron más de lo previsto, Yucatán fue el ganador. La entidad captó 9,042 millones, es decir, un diferencial de 3.3 por ciento.

Las participaciones son transferencias de recursos no condicionadas, es decir, las administraciones locales deciden de manera autónoma su destino. Aproximadamente representan 4 de cada 10 pesos que éstas erogan.

Los montos asignados a cada estado dependen, principalmente, de la Recaudación Federal Participable (RFP) y del crecimiento económico, así como del esfuerzo recaudatorio y la población de cada entidad. Los criterios de distribución están establecidos en la Ley de Coordinación Fiscal, de acuerdo con el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

REDUCE MARGEN

De acuerdo con Flavia Rodríguez, investigadora de aregional, el faltante de recursos impacta directamente en el gasto de estados y municipios, que al no recibir las cantidades como están programadas, se ven en la necesidad de suplir ese hoyo con deuda o reduciendo sus planes de inversión.

El director de Economía y Finanzas del ITESM, Raymundo Tenorio, refiere que el aumento observado en los pasivos locales obedece, en parte, a una redocumentación de éstos.

Y es que, ante el vencimiento de la deuda, una cantidad importante de gobiernos no cuenta con los recursos suficientes para cumplir con sus intereses, lo cual los obliga a contratar nuevos financiamientos para hacer frente a sus compromisos.

CRECIMIENTO ANUAL

Pese a recibir menos recursos de lo programado, las administraciones estatales y municipales captaron más por participaciones que en el 2012. La SHCP informó que se registró un crecimiento real de 3.7 por ciento.

Yucatán fue el estado más beneficiado, al registrar un aumento de 8.9 por ciento. También Chihuahua y Puebla, con 6.8% más.

[email protected]