En el 2014, los recursos del Fondo de Extracción de Hidrocarburos -que sólo dirige recursos a los estados petroleros- registraron una caída de 9.4% en términos reales, respecto del 2013, al acumular 4,087 millones de pesos.

Ello se debió, en primera instancia, a que el gobierno federal percibió menores recursos de los ingresos petroleros ante las constantes caídas del petróleo. Durante el 2014, los ingresos petroleros cayeron 7.5% para ubicarse en 1 billón 213,347.8 millones de pesos.

Veracruz fue la entidad que más se vio afectada, ya que percibió una baja a tasa real anual de 17.1 por ciento. En el 2013 había recibido 445 millones 500,000 pesos por extracción de hidrocarburos, pero en el 2014 este monto bajó a 392 millones 600,000 pesos.

Le sigue Chiapas que percibió 11.3% menos recursos en comparación con el 2013, pasando de 274 millones 100,000 pesos a 252 millones 900,000 pesos. También, Tabasco obtuvo 9.9% menos recursos con 1,238 millones de pesos.

De la misma manera, Tamaulipas presentó una caída de 6.1% con 374 millones de pesos y Campeche percibió 1,829 millones de pesos, lo que significó una disminución de 7.5% en comparación con el 2013.

El Fondo de Extracción de Hidrocarburos forma parte del Ramo 28 de Participaciones a Entidades Federativas, el cual a través de diversos fondos destina recursos a los 32 estados de la República para que fortalezcan o equilibren sus finanzas públicas.

Menos derechos

En este sentido, la parte de derechos adicionales sobre la extracción de petróleo también tuvo un descenso anual real de 9.9%, dirigiendo a los cinco estados petroleros 321 millones 500,000 pesos.

Campeche fue el estado que más recibió el impacto, ya que durante el 2013 había recibido por este concepto 258 millones 200,000 pesos y para el 2014 obtuvo 230 millones 100,000 pesos; es decir, una caída real de 14.3 por ciento.

Veracruz registró una baja de 13%, pasando de 46 millones de pesos a 41 millones 600,000 pesos. En contraste, los estados que percibieron cifras positivas fueron Tabasco y Tamaulipas, con alzas de 4.7 y 14.1%, respectivamente y en términos reales.

Actualmente, las finanzas públicas del país dependen 30% de la venta de petróleo al extranjero. Pero ante la caída del precio del crudo, que genera menores recursos, el gobierno tomó la decisión de recortar el gasto público en 124,300 millones de pesos.

IEPS a gasolina da respiro

A pesar de que fondos anteriores percibieron caídas, el Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS) en la gasolina tuvo un incremento de 13.1% respecto del 2013, para sumar 23,487 millones de pesos.

En este sentido, entre los estados que más recaudación percibieron por dicho impuesto está el Estado de México con 2,366 millones de pesos, un alza a tasa anual real de 24.4 por ciento.

Le siguen Jalisco, que recibió 1,293 millones de pesos -es decir, 8.9% más que en el 2013 , y el DF con 5.5%; es decir, 1,238 millones de pesos.

Las participaciones pagadas a las 32 entidades federativas aumentaron 5.6% respecto del 2013, a 583,111 millones de pesos, siendo el Estado de México, el Distrito Federal y Guadalajara los que absorbieron más de 30 por ciento.

El fondo general de participaciones y el fondo de fiscalización percibieron la mayor parte. El primero obtuvo 466,283 millones de pesos, un crecimiento anual de 5.1%, mientras que el segundo tuvo 14.4% más que en el 2013.

Por otra parte, en lo que se cobra del impuesto federal sobre tenencia o uso de vehículos también se percibió una caída 43.7% respecto del 2013, pasando de 1,367 millones de pesos a sólo 801 millones de pesos.

Ingresos petroleros

elizabeth.albarran@eleconomista.mx