Del 2000 al 2012 los estados norteños perdieron sistemáticamente su viabilidad financiera a causa de los gastos por el combate a la inseguridad, migración de empresas y pérdida de dinamismo económico, poco control de deuda y gasto, así como una merma en el tema recaudatorio, alertó la consultoría aregional.

De acuerdo con su Índice de Desempeño Financiero de las Entidades Federativas (IDFEF), Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Sonora, Sinaloa, Tamaulipas y las dos Baja Californias perdieron lugares de forma considerable desde la primera vez que esta métrica se realizó (2000-2002) y hasta la última edición (2010-2012), la cual se presentó este martes.

Chihuahua es el caso más destacado. A principios de la década pasada era considerada la entidad con mejores finanzas públicas; ahora, se ubica en la posición 21, es decir, se registró una pérdida de 20 lugares en el ranking, que considera a 31 entidades federativas. Tlaxcala no se incluye por la falta de información.

Flavia Rodríguez, subdirectora general técnica de la consultoría, explicó que el descalabro en Chihuahua obedece a varios factores: cuantiosos gastos en seguridad, un sistema de pensiones que presiona sus finanzas y un aumento sustancial de su deuda.

A esto habría que agregar una pérdida en el dinamismo económico y la migración de empresas, los cuales inciden en una menor recaudación del Impuesto Sobre Nóminas (ISN) y un menor ingreso de las familias para pagar otros gravámenes.

El resto de estados norteños señalados -aquejados por problemas similares perdieron entre tres y 15 lugares en la lista. Sólo Durango avanzó del puesto 25 al 14, con una ganancia de 11 posiciones.

CENTRO-BAJÍO, EL GANADOR

En contraparte, entidades del centro-Bajío del país mostraron un repunte importante en el IDFEF: Estado de México, Distrito Federal, Colima, Querétaro, Puebla, Hidalgo, Aguascalientes, Morelos, San Luis Potosí y Guanajuato ganaron entre una y 26 posiciones a lo largo de la década referida.

Al respecto, la especialista explicó que entre estas entidades privaron planes de reestructura de deuda, estrategias agresivas de austeridad y énfasis recaudatorio; además, fueron beneficiadas por las empresas que migraron desde el norte.

GASTOS PESAN MÁS

La consultoría alertó sobre el panorama general del país, toda vez que en 22 estados su gasto está por arriba de sus ingresos; esto ocasiona que el déficit generado sea cubierto con deuda.

Sólo Hidalgo, Estado de México y Puebla no se encuentran en esta situación. Esto les permite pagar, además del servicio de deuda (intereses y comisiones), amortizaciones. Actualmente, son los únicos que están reduciendo sus compromisos financieros en términos reales.

No obstante, reconoció la existencia de buenas prácticas administrativas surgidas de esfuerzos individuales y aunque la deuda estatal sigue aumentando, ésta ha disminuido su ritmo de crecimiento en promedio.

EL GANADOR ES...

El IDFEF 2010-2012 lo encabezó Querétaro, seguido de Campeche, Hidalgo y el Estado de México.

Infografia

erick.ramirez@eleconomista.mx